Normativa: Local


Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Interno de la Policía Local de Granada


Tipo: Reglamentos de Policía LocalArea: Policía Local
Resumen:
aprobado definitivamente por Excmo. Ayuntamiento Pleno, en su sesión ordinaria celebrada el día veintinueve de septiembre de dos mil seis, el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Interno de la Policía Local de Granada se publica en el BOP nº 219 de 17 de noviembre de 2006
Fecha: 17/11/2006       Ambito: Local
Estado: DerogadaSe deroga por el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Interno de la Policía Local de Granada publicado en BOP del 18/06/2012


Incluye modificaciones publicadas en B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010

Incluye corrección de errores incluidas en B.O.P. nº 31, Granada, 14 de febrero de 2007

Incluye corrección de errores incluidas en B.O.P. nº 5, Granada, 9 de enero de 2007

B.O.P. nº 219, Granada, 17 de noviembre de 2006

REGLAMENTO DE ORGANIZACIÓN, FUNCIONAMIENTO Y RÉGIMEN INTERNO DE LA POLICÍA LOCAL DE GRANADA

Indice



EXPOSICIÓN DE MOTIVOS


TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES.

Capítulo I: CONCEPTO, NATURALEZA, RÉGIMEN ESTATUTARIO Y FUNCIONES.
Capítulo II: PRINCIPIOS BÁSICOS DE ACTUACIÓN.
Capítulo III: ESTRUCTURA Y PLANTILLA.


TÍTULO II: ESTATUTO PERSONAL.

Capítulo I: DE LOS DERECHOS.
Capítulo II: DE LOS DEBERES


TÍTULO III: NORMAS DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO.

Capítulo I: DE LA ORGANIZACIÓN.
Capítulo II. DEL FUNCIONAMIENTO GENERAL.
Capítulo III. RELACIÓN CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.
Capítulo IV. DEL RÉGIMEN LABORAL Y DE LAS SITUACIONES.
Capítulo V: DE LAS FUNCIONES DE LOS MANDOS DEL CUERPO.
Capítulo VI: DE LAS FUNCIONES DE LOS POLICÍAS.
Capítulo VII: DE LAS PATRULLAS.
Capítulo VIII: DEL INGRESO, PROMOCIÓN Y BAJAS.
Capítulo IX: PROVISIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO.
Capítulo X: EXPEDIENTE PERSONAL.
Capítulo XI: DE LOS DERECHOS SINDICALES Y DE REPRESENTACIÓN.


TÍTULO IV: UNIFORMIDAD, ARMAMENTO Y MATERIAL.

CAPÍTULO I: UNIFORMIDAD.
CAPÍTULO II: ARMAMENTO.
CAPÍTULO III: MATERIAL.


TÍTULO V: SEGUNDA ACTIVIDAD.


TÍTULO VI: DE LA FORMACIÓN.


TÍTULO VII: DEL RÉGIMEN DISCIPLINARIO.

Capítulo I. DISPOSICIONES GENERALES.
Capítulo II: FALTAS DISCIPLINARIAS.
Capítulo III: PERSONAS RESPONSABLES.
Capítulo IV: SANCIONES DISCIPLINARIAS.
Capítulo V: TRAMITACIÓN DE PROCEDIMIENTO SANCIONADOR. EXTINCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA.


TÍTULO VIII: CONDECORACIONES Y RECOMPENSAS.


DISPOSICIONES ADICIONALES
DISPOSICIÓN TRANSITORIA
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
DISPOSICIONES FINALES


ANEXO I. CUADRANTE DE BAREMACIÓN DE PUNTUACIÓN PARA LA ADSCRIPCIÓN DE LOS PUESTOS DE TRABAJO DE LA POLICÍA LOCAL.




EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Ley Orgánica 2/ 1986, de 13 de marzo, diseñó los pilares del régimen jurídico de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, estableciendo los principios básicos de actuación comunes a todos los Policías y fijó sus criterios estatutarios fundamentales, bajo la pretensión de iniciar una nueva etapa en la que destaque la consideración de la Policía como un servicio público dirigido a la protección de la comunidad, mediante la defensa del ordenamiento democrático.

La misma Ley Orgánica proclama que los Policías Locales son integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, asignándoles unas funciones propias acordes con la actividad que tradicionalmente venían realizando y atribuyéndoles también las funciones de participación con las otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en materia de Policía Judicial y de seguridad ciudadana, reconociéndose la potestad normativa de las Comunidades Autónomas en la materia, sin perjuicio de la ordenación complementaria de cada Cuerpos de Policía Local por la respectiva Corporación, como expresión de la autonomía municipal reconocida en nuestra Constitución.

La Comunidad Autónoma de Andalucía, mediante la Ley 13/2001, de 11 de Diciembre, de Coordinación de las Policías Locales, viene a establecer el marco legislativo para el desarrollo de sus competencias, entre las que destacan las referidas a las funciones de homogeneización de los medios técnicos de los Cuerpos de Policía Local, la unificación de los criterios de ingreso, promoción, movilidad y formación de sus miembros. Asimismo esta Ley recoge los principios básicos por los que se regirán los Cuerpos de Policía Local, su Organización y Estructura, Régimen Estatuario (Principios Generales, Jubilación y Segunda Actividad, Régimen disciplinario), así como las Funciones y Actuaciones Supramunicipales.

El presente Reglamento pretende dar respuesta a toda las facetas de la vida policial, haciendo una transposición exacta de preceptos de las Leyes referidas, realizando una regulación de las cuestiones más importantes en el trabajo policial o determinando, en otros supuestos, los aspectos esenciales de la organización y el funcionamiento del Cuerpo de Policía Local de Granada para regular de una forma puntual mediante instrucciones, normativas y circulares de régimen interno, lo que debería ser el marco normativo de desarrollo de nuestro Cuerpo.

En el aspecto estatutario, el Reglamento pretende, al igual que la legislación en que se apoya, el reconocimiento y respeto de los derechos personales, pero con obligadas limitaciones por razón de las especiales características de la función policial, así como una descripción pormenorizada de los deberes del Policía Local, buscando el necesario equilibrio entre aquellos derechos y estos deberes para hacer compatible la razón de servicio a la sociedad y los intereses profesionales del colectivo policial.

En este texto se desarrollará la Segunda Actividad, así como una reglamentación de las condecoraciones policiales, equiparándolas a las que ya poseen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Una organización policial basada en criterios de profesionalidad y eficiencia, exige una especial formación del funcionario policial y una promoción profesional sujeta a los principios de igualdad, objetividad, mérito, capacidad, antigüedad, legalidad y publicidad, para lo cual se desarrollará la Adscripción a los puestos de trabajo propios de la función policial, basado en los principios anteriormente referidos.

Este Reglamento queda supeditado a las Leyes y otras Disposiciones de rango superior.

En su virtud, el Ayuntamiento Pleno, en su sesión de fecha, vino a aprobar el Reglamento para el Cuerpo de la Policía Local de Granada, cuyo texto se inserta a continuación.

Volver al índice



TÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES

CAPÍTULO I: CONCEPTO, NATURALEZA, RÉGIMEN ESTATUTARIO Y FUNCIONES.

Artículo 1. Concepto y Denominación.

La Policía Local de Granada es un Cuerpo de Seguridad cuyas funciones son las determinadas en la Constitución y en el resto del ordenamiento jurídico.

El Cuerpo de Policía Local del Ayuntamiento de Granada, estará organizado jerárquicamente bajo la denominación de “Policía Local de Granada” y sus dependencias bajo la denominación de “Jefatura de Policía local de Granada”.

Artículo 2. Naturaleza jurídica.

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local, el Cuerpo de la Policía Local de Granada, es un instituto armado, de naturaleza civil, con estructura y organización jerarquizada bajo la superior autoridad del Alcalde.

En el ejercicio de sus funciones, los miembros del Cuerpo de la Policía Local de Granada tendrán, a todos los efectos legales, el carácter de Agentes de la Autoridad.

Artículo 3. Ámbito territorial de actuación.

El Cuerpo de la Policía Local del Ayuntamiento de Granada, actuará en el ámbito territorial del municipio de Granada. No obstante, se podrá actuar fuera del término municipal, previo requerimiento de la Autoridad competente, en situaciones de emergencia que reglamentariamente se establezcan y siempre con la autorización del Alcalde.

Artículo 4. Régimen estatutario.

Se regirá en su régimen estatutario por los principios generales de los capítulos segundo y tercero del Título I y por la sección IV del capítulo cuarto del Título II de la Ley Orgánica 2/1986, 13 de Marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, por las normas que promulgue la Administración Central para dar cumplimiento a lo prevenido en la Disposición Final tercera de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local, por las disposiciones dictadas al efecto por la Comunidad Autónoma Andaluza y por los reglamentos y demás normativas que para el Cuerpo dicte el Excelentísimo Ayuntamiento de Granada, sin perjuicio de la legislación de régimen local que, subsidiariamente, le fuere de aplicación.

1. Asimismo, se estará a lo dispuesto en la Ley de Coordinación 13/2001, Título IV, Capítulo I :

a) Funcionarios de carrera.

El cuerpo de la Policía Local de Granada estará integrado solamente por funcionarios de carrera. Adquiriendo tal condición de miembro del cuerpo de la Policía Local una vez superado el proceso selectivo, y subsiguientes nombramiento y toma de posesión.

b) Derechos sindicales.

Los miembros del Cuerpo de la Policía Local de Granada podrán ejercer los derechos sindicales de conformidad con lo determinado en la normativa vigente.

c) Incompatibilidades.

La pertenencia al Cuerpo de la Policía Local de Granada es incompatible con el ejercicio de otra actividad pública o privada, salvo aquellas actividades exceptuadas de la legislación sobre incompatibilidades.

d) Interdicción a la huelga.

De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la condición de Policía Local implica el no poder ejercer el derecho de huelga, ni ninguna otra acción sustitutiva que pueda alterar el normal funcionamiento de los servicios.

e) Retribuciones.

Los miembros del Cuerpo de la Policía Local de Granada (independientemente de otros conceptos retributivos que le correspondan), tendrán derecho a percibir el complemento específico previsto en la Ley de Medidas para la Reforma de la Función Pública, cuya cuantía será determinada en el Ayuntamiento de Granada teniendo en cuenta su régimen de dedicación e incompatibilidades, así como la penosidad y peligrosidad correspondiente al puesto de trabajo.

Artículo 5. De las funciones.

1. El Cuerpo de la Policía Local deberá ejercer las siguientes funciones:

a) Proteger a las autoridades de la Corporación y vigilancia o custodia de sus edificios e instalaciones.

b) Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, de acuerdo con lo establecido en las normas de circulación.

c) Instruir atestados por accidentes de circulación dentro del casco urbano.

d) Ejercer las funciones de Policía Administrativa, en lo relativo a las Ordenanzas, Bandos y demás disposiciones municipales dentro del ámbito de su competencia.

e) Participar en las funciones de Policía Judicial, en la forma establecida en el artículo 29.2 de la L.O.F.C.S.

f) Prestar auxilio en los casos de accidente, catástrofe o calamidad pública, participando en la forma prevista en las leyes y en la ejecución de los planes de Protección Civil.

g) Efectuar diligencias de prevención y cuantas actuaciones tiendan a evitar la comisión de actos delictivos en el marco de colaboración establecido en las Juntas de Seguridad.

h) Vigilar los espacios públicos y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y con la Policía de la Comunidad Autónoma en la protección de las manifestaciones y el mantenimiento del orden en grandes concentraciones humanas, cuando sean requeridos para ello.

i) Cooperar en la resolución de los conflictos privados, cuando sean requeridos para ello.

j) Aquellas otras que se deriven de la legislación vigente.

k) Cooperar a la representación corporativa

2. Las actuaciones que practiquen los Cuerpos de Policía Local en el ejercicio de las funciones previstas en los apartados c) y g) precedentes, deberán ser comunicadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado competentes.

Artículo 6. Actuaciones Supramunicipales.

1. El cuerpo de la Policía Local de Granada, y previo convenio entre la Administración de la Junta de Andalucía y nuestro Ayuntamiento, que habrá de contemplar expresamente las compensaciones económicas, también podrá ejercer en el término municipal las siguientes funciones:

a) Velar por el cumplimiento de las disposiciones y órdenes singulares dictadas por los órganos de la Comunidad Autónoma.

b) La vigilancia y protección de personas, órganos, edificios, establecimientos y dependencias de la Comunidad Autónoma y de sus entes instrumentales, garantizando el normal funcionamiento de las instalaciones y la seguridad de los usuarios de sus servicios.

c) La inspección de las actividades sometidas a la ordenación o disciplina de la Comunidad Autónoma, denunciando toda actividad ilícita.

d) El uso de la coacción en orden a la ejecución forzosa de los actos o disposiciones de la propia Comunidad Autónoma.

2. El municipio de Granada podrá convenir que policías locales de otros municipios, individualmente especificados, pueda actuar en el término municipal por un tiempo determinado, cuando por insuficiencia temporal de los servicios sea necesario reforzar la dotación de la plantilla.

En caso de firmarse un convenio de este tipo, este deberá ser comunicado a la Consejería de Gobernación, con al menos diez días de antelación al inicio de su ejecución.

3. Los servicios que se realicen fuera del propio término municipal, de acuerdo con el artículo anterior, se harán bajo la superior jefatura del Alcalde del municipio donde actúen, designando el propio Alcalde el mando operativo, en función de la naturaleza y peculiaridades del servicio.

4. En el ejercicio de las funciones de protección de las autoridades de las Corporaciones Locales, que atribuye la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, los policías Locales de Granada, previamente dispensados de la uniformidad, podrán ampliar el ámbito de actuación territorial cuando las autoridades salgan del término municipal.

Artículo 7. Condición de agentes de la autoridad.

Los miembros de esta Policía tendrán a todos los efectos legales, el carácter de Agentes de la Autoridad, sin perjuicio de su consideración como Autoridad a efectos de su protección penal, cuando contra ellos se cometiera delito de atentado, empleando en su ejecución armas de fuego, explosivos, u otros medios de agresión de análoga peligrosidad, que puedan poner en peligro grave su integridad física.

Artículo 8. Distintivos del cargo.

Todos los miembros del cuerpo de la Policía Local estarán dotados de placa policial y carné profesional de acuerdo con la normativa dictada por la Junta de Andalucía, que se renovará cada seis años, o cuando se cambie de empleo o situación.

Volver al índice



CAPÍTULO II: PRINCIPIOS BÁSICOS DE ACTUACIÓN.

Artículo 9. Son principios básicos de actuación de los miembros de este Cuerpo, de conformidad con el artículo quinto de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, los siguientes:

1. Adecuación al ordenamiento jurídico, especialmente:

a) Ejercer su función con absoluto respeto a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.

b) Actuar, en el cumplimiento de sus funciones, con absoluta neutralidad política e imparcialidad y, en consecuencia, sin discriminación alguna por razón de raza, sexo, religión u opinión.

c) Actuar con integridad y dignidad. En particular, deberán abstenerse de todo acto de corrupción y oponerse a él resueltamente.

d) Sujetarse en su actuación profesional, a los principios de jerarquía y subordinación. En ningún caso, la obediencia debida podrá amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito o sean contrarios a la Constitución o a las Leyes.

Colaborar con la Administración de Justicia y auxiliarla en los términos establecidos en la Ley.

2. Relaciones con la comunidad. Singularmente:

a) Impedir en el ejercicio de su actuación profesional, cualquier práctica abusiva, arbitraria o discriminatoria que entrañe violencia física o moral.

b) Observar en todo momento un trato correcto y esmerado en sus relaciones con los ciudadanos, a quienes procurarán auxiliar y proteger, siempre que las circunstancias lo aconsejen o fueren requeridos para ello. En todas sus intervenciones, proporcionarán información cumplida, y tan amplia como sea posible, sobre las causas y finalidad de las mismas.

c) En el ejercicio de sus funciones deberán actuar con la decisión necesaria, sin demora cuando de ello dependa evitar un daño grave, inmediato e irreparable; rigiéndose al hacerlo por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los medios a su alcance.

3. Utilización de las armas de fuego:

Solamente deberán utilizar las armas en las situaciones en que exista un riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad física o las de terceras personas o en aquellas circunstancias que puedan suponer un grave riesgo para la seguridad ciudadana y de conformidad con los principios a que se refiere el apartado c) del número anterior.

4. Tratamiento de detenidos, especialmente:

a) Los miembros de esta Policía deberán identificarse debidamente como tales en el momento de efectuar una detención.

b) Velarán por la vida e integridad física de las personas a quienes detuvieren o que se encuentren bajo su custodia y respetarán el honor y la dignidad de las personas

c) Darán cumplimiento y observarán con la debida diligencia los tramites, plazos y requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico, cuando se proceda a la detención de una persona.

5. Dedicación profesional.

Deberán llevar a cabo sus funciones con total dedicación, debiendo intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de la Ley y de la Seguridad Ciudadana.

6. Secreto profesional.

Deberán guardar riguroso secreto respecto de todas las informaciones que conozcan por razón o con ocasión del desempeño de sus funciones. No estarán obligados a revelar las fuentes de información, salvo que el ejercicio de sus funciones o las disposiciones de la Ley les impongan actuar de otra manera.

7. Responsabilidad.

Son responsables personal y directamente por los actos que en su actuación profesional llevaren a cabo, infringiendo o vulnerando las normas legales, así como las reglamentarias que rijan su profesión y los principios enunciados anteriormente, sin perjuicio de la responsabilidad patrimonial que pueda corresponder a las Administraciones Públicas por las mismas.

Volver al índice



CAPÍTULO III: ESTRUCTURA Y PLANTILLA.

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 31, Granada, 14 de febrero de 2007 se modifica el Artículo 10. quedando de la siguiente manera:

Artículo 10. Jefatura del Cuerpo de Policía Local.

1. La Policía Local de Granada se constituye en un Cuerpo único bajo la superior autoridad y dependencia directa del Alcalde.

2. El jefe inmediato del Cuerpo será nombrado por el Alcalde, por el procedimiento de libre designación de acuerdo con los principios de igualdad, objetividad, mérito y capacidad, pudiendo ser removido libremente de dichas funciones. El nombramiento se habrá de efectuar bien entre funcionarios de la máxima categoría de la plantilla del Cuerpo de Policía del municipio o bien, entre funcionarios de otros Cuerpos de Seguridad, con acreditada experiencia en funciones de mando y con igual o superior rango y categoría que la del funcionario que ocupa el puesto de superior categoría del Cuerpo de Policía Local de Granada.

3. La organización de las diferentes unidades del Cuerpo de Policía Local estará a cargo de la Jefatura del mismo bajo la superior autoridad de la Alcaldía en orden a las necesidades de los servicios a realizar y de la atención a la demanda ciudadana.

Artículo 11. Exclusividad competencial del Cuerpo.

Las competencias previstas en este Reglamento para esta Policía Local de Granada, deberán prestarse en cualquier caso por este Cuerpo, sin que puedan constituirse al efecto servicios paralelos, órganos especiales de gestión, ni ser objeto de concesión, arrendamiento, concierto o cualquier otra forma de gestión indirecta.

Artículo 12. Escalas y Categorías.

1. Orgánicamente este Cuerpo de la Policía Local estará estructurado en las siguientes Escalas:

Escala Técnica, con las categorías de:

- Superintendente
- Intendente Mayor
- Intendente

Escala Ejecutiva, con las categorías de:

- Inspector
- Subinspector

Escala Básica, con las categorías de:

- Oficial
- Policía

2. Clasificación por grupos:

Corresponden a las escalas de los Cuerpos de la Policía Local los siguientes grupos:

- A la escala técnica, grupo A.

- A la escala ejecutiva, grupo B.

- A la escala básica, grupo C.

Artículo 13. Funciones por escalas.

Sin perjuicio de las demás funciones que se les atribuyan con arreglo a las disposiciones en vigor, corresponderá a los funcionarios de cada escala, con carácter general, las siguientes:

- Escala técnica, la organización, dirección, coordinación y supervisión de las distintas unidades del Cuerpo.

- Escala ejecutiva, la responsabilidad inmediata en la planificación y ejecución de los servicios.

- Escala básica, la realización de las funciones planificadas por sus superiores.

Al jefe del Cuerpo le corresponderá, en todo caso, las funciones atribuidas a la escala técnica, adecuándolas a las especificidades de la plantilla.

Artículo 14. Plantilla del Cuerpo.

El Cuerpo de la Policía Local de Granada estará integrado únicamente por funcionarios de carrera que hayan adquirido tal condición de miembro del Cuerpo una vez superado el proceso selectivo, toma de posesión y nombramiento.

La plantilla deberá responder en todo momento a las necesidades que demande la sociedad, teniendo en cuenta la configuración territorial de la ciudad y las características y peculiaridades de su población, debiendo estar en constante evolución, tanto en el número de componentes como en los requisitos exigidos para el desempeño del puesto de trabajo.

El número de componentes que formen la plantilla del Cuerpo deberá corresponder siempre a los principios de racionalización, economía y eficiencia, debiendo orientarse a una plantilla globalizada de un mínimo de 2 policías por cada mil habitantes.

Los miembros de la Policía Local de Granada serán escalafonados de mayor a menor categoría y dentro de ésta de mayor a menor antigüedad en la misma, teniendo por último en cuenta las puntuaciones que figuren en el curso académico de ingreso, figurando esta relación nominal en la plantilla orgánica con expresión de su situación administrativa.

La plantilla del Cuerpo de Policía Local de Granada, se estructurarán atendiendo a los siguientes criterios de proporcionalidad entre las diferentes categorías existentes:

- Por cada diez Policías, al menos, un Oficial.

- Por cada cuatro Oficiales, al menos, un Subinspector.

- Por cada tres Subinspectores, al menos, un Inspector.

- Por cada dos Inspectores, al menos, un Intendente.

- Por cada dos Intendentes, un Intendente Mayor.

Artículo 15. Adscripción de funcionarios.

El Cuerpo de la Policía podrá auxiliarse de los técnicos especializados necesarios para el desarrollo de sus funciones, dependiendo funcionalmente de la Jefatura del Cuerpo.

Volver al índice



TÍTULO II: ESTATUTO PERSONAL.

CAPÍTULO I: DE LOS DERECHOS.


Artículo 16. De los derechos.

Los componentes de este Cuerpo gozarán de los derechos que les confieren las leyes del Estado, las disposiciones de la Comunidad Autónoma Andaluza, los preceptos dictados en el ámbito del Régimen Local, el presente Reglamento y los actos y acuerdos emanados del Excmo. Ayuntamiento de Granada.

a) Derecho de participación e información.

Podrán exponer a través de las vías que se establecen es este Reglamento las sugerencias relativas a los servicios, horarios y otros aspectos relacionados con el desempeño de la función.

Tienen derecho a obtener información y poder participar en cuestiones profesionales concretas, con las lógicas limitaciones que la acción policial requiera y que la seguridad y la reserva del servicio impongan.

b) Asistencia jurídica.

Los miembros de la Policía Local tendrán derecho a asistencia y defensa letrada cuando sean inculpados judicialmente por actos derivados del desempeño de sus funciones, en cuyo caso el Ayuntamiento deberá:

1. Asumir su defensa ante Juzgados y Tribunales por los Servicios Jurídicos Municipales o bien podrá ser encomendada a solicitud del interesado, y previa autorización de la Autoridad Municipal a un abogado designado libremente por el funcionario, haciéndose cargo la Corporación de los honorarios.

2. Asistir a los miembros de la Policía Local en sus comparecencias ante la Autoridad Judicial o ante la Policía en la fase de instrucción del atestado, cuando por razón de actos de servicio acudan como imputados.

3. Asumir las fianzas, costas, multas e indemnizaciones que por responsabilidad civil procedan, según las causas enumeradas en el acuerdo de funcionarios.

c) Derecho de petición.

Se reconoce el derecho de petición individual y por escrito a través del cauce reglamentario.

Los representantes sindicales miembros de la Policía Local de Granada, quedarán exceptuados de utilizar dicho conducto reglamentario cuando la cuestión objeto de la petición quede dentro de las competencias que tienen asignadas como tales.

d) Examen del expediente personal.

Tendrán derecho al acceso de los antecedentes obrantes en sus respectivos expedientes personales y solamente pueden acceder a aquellos en presencia del responsable de su custodia. Tendrán derecho a copia siempre que sea legal

e) Permiso de conducir.

1. Derecho a que le sea sufragada la renovación de los permisos de conducir exigidos por la profesión.

2. Derecho a percepción de una indemnización, fijada por el ayuntamiento en los casos de retirada del permiso de conducir, con ocasión de accidentes producidos en actos de servicio.

f) Póliza de seguros.

El Excmo. Ayuntamiento de Granada concertará, a favor de este Cuerpo, pólizas de seguro de responsabilidad civil, que además cubran las eventualidades de vida, accidente e invalidez, así como planes de pensiones o mecanismos de aseguramiento del futuro que pudieran establecerse.

g) Seguridad e higiene en el trabajo.


1. Los miembros de la Policía Local de Granada tendrán derecho a la seguridad e higiene en el trabajo disponiendo de las condiciones profesionales, ambientales y de medios e instalaciones adecuadas al desarrollo de su función y cometidos así como de las medidas necesarias para la prevención de los riesgos profesionales y de enfermedades contagiosas y laborales propias de la función policial.

2. Derecho a vestuario y equipo adecuado al puesto de trabajo que desempeñe, que deberá ser proporcionado por el Ayuntamiento.

3. Se efectuará anualmente un reconocimiento médico a todos los Policías, de cuyo resultado deberá dárseles conocimiento. En todo caso, dicho reconocimiento tendrá en cuenta, fundamentalmente, las características del puesto de trabajo, según lo establecido en el mapa de riesgos y garantizándose en todo momento la confidencialidad del mismo

4. Reconocimiento Psicológico cada dos años

h) Permisos y excedencias.

1. Las vacaciones, permisos y excedencias se regularán por la legislación vigente en cada momento y los acuerdos entre la Corporación y sus funcionarios.

2. Los días de descanso del personal, permisos y vacaciones, sólo excepcionalmente y por necesidades de urgencia, catástrofe o calamidad pública podrán ser alterados, debiendo ser motivadas las denegaciones por escrito, con la excepción de las licencias estipuladas en el Convenio Colectivo del Ayuntamiento de Granada

i) Descanso durante la jornada laboral.

Durante la jornada laboral se establece el tiempo de descanso fijado en el Acuerdo de Funcionarios. Dicho período será de aplicación en los servicios extraordinarios. Será ejercido a lo largo de la jornada laboral, preferentemente entre la hora y media y las tres horas de entrada. No obstante este descanso no podrá afectar a la prestación normal de los servicios.

j) Régimen de jornada.

Los servicios que presten los funcionarios de Policía Local se realizarán en régimen de jornada continua, fijándose un descanso mínimo de nueve horas entre cada servicio, salvo acuerdo con la representación sindical o voluntariedad de lo interesado.

k) Derecho de afiliación.

Los miembros de la Policía Local tienen derecho a afiliarse a partidos políticos, sindicatos y asociaciones profesionales o de otra índole, sin que por tal motivo puedan ser objeto de discriminación.

l) Promoción profesional y formación.

Igualmente tienen derecho a una adecuada promoción y formación profesional, (basada en los principios de objetividad, igualdad de oportunidades, mérito y capacidad), que se configura también ésta última, como un deber del funcionario. Dicha formación y promoción se llevará a cabo con arreglo a lo dispuesto en este Reglamento y en la Normativa que le sea de aplicación.

Volver al índice


CAPÍTULO II: DE LOS DEBERES

Artículo 17. De los deberes.

Además de los correspondientes a su condición de funcionarios al servicio de la Administración Local, los miembros de las Policías Locales tendrán los deberes derivados de los principios básicos de actuación contenidos en el artículo 5.º de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y, en particular, los siguientes:

a) Jurar o prometer la Constitución como norma fundamental del Estado.

b) Guardar respeto a la Constitución y al resto del Ordenamiento Jurídico.

c) Actuar en el cumplimiento de sus funciones con absoluta neutralidad e imparcialidad.

d) Actuar con integridad y dignidad inherentes al ejercicio de su función.

e) Impedir y no ejercitar ningún tipo de práctica abusiva, entrañe o no violencia física o moral.

f) Guardar el debido secreto en los asuntos del servicio que se les encomiende, así como de la identidad de los denunciantes.

g) Obedecer y ejecutar las órdenes que reciban de sus superiores jerárquicos, siempre que no constituyan un ilícito penal o fueran contrarios al Ordenamiento Jurídico, debiendo dar parte al superior jerárquico de quien emane la orden, en caso de duda.

h) Llevar a cabo sus funciones con total dedicación, debiendo intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, estando o no de servicio, en defensa de la legalidad y de la seguridad ciudadana.

i) Presentarse, en todo momento, en perfecto estado de uniformidad y aseo personal, conservando adecuadamente tanto el vestuario como los equipos que le fueran entregados o encomendados para su uso o custodia, no pudiendo utilizar el uniforme fuera de la ejecución de los servicios encomendados, salvo en casos excepcionales autorizados.

j) Observar, en todo momento, una conducta de máximo decoro y probidad, ajustada a la dignidad de la profesión, tratando con esmerada educación al ciudadano.

k) Prestar apoyo a sus propios compañeros y a los demás miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, cuando sean requeridos o fuera necesaria su intervención.

l) Informar de sus derechos a los detenidos, de conformidad con la legislación vigente, comunicándoselos con la suficiente claridad.

m) Cumplir íntegramente su jornada de trabajo.

n) No abandonar el servicio sin previo conocimiento de sus Mandos. Comunicación de la que deberá quedar constancia.

o) Asumir, por parte del Mando de mayor categoría la iniciativa y responsabilidad en la realización de los servicios, salvo en caso de igualdad de categoría, en que prevalecerá la especificidad, por antigüedad, excepto que por causa justificada la Autoridad competente efectúe designación expresa.

p) Utilizar el arma en los casos y en la forma prevista en las leyes, teniendo siempre presentes los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los medios a su alcance.

q) Efectuar las solicitudes utilizando los cauces reglamentarios.

r) Abstenerse de ingerir bebidas alcohólicas, consumir drogas tóxicas, estupefacientes, o sustancias psicotrópicas durante el servicio o con habitualidad de acuerdo con la legislación vigente.

s) Mantener en el servicio una actitud de activa vigilancia, prestando atención a cuantas incidencias observen, especialmente las que afecten a los servicios públicos y conservación de bienes municipales, a fin de remediarlas por sí mismos o en su caso dar conocimiento a quien corresponda.

t) Informar a sus superiores, por el conducto establecido, de cualquier incidencia en el servicio. Asimismo, se cumplimentarán los informes que se establecieren sobre el mismo.

u) Reflejar fielmente los hechos aportando cuantos datos objetivos sean precisos para la debida comprensión de los mismos siempre que deba realizarse por escrito el supuesto contemplado en el apartado anterior.

v) Saludar reglamentariamente a las Autoridades locales, autonómicas y estatales, y a sus símbolos e himnos en actos oficiales, a los superiores jerárquicos y subordinados del Cuerpo de la Policía Local, así como a cualquier ciudadano al que se dirijan, en la forma tradicional utilizada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, siempre que no tenga asignada otras funciones que lo impidan.

w) No ejercer en ningún caso el derecho de huelga.

Volver al índice




TÍTULO III: NORMAS DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO.

CAPÍTULO I: DE LA ORGANIZACIÓN.

Artículo 18. De la Jefatura y criterios de organización en general.

1. La organización de las Unidades de servicio que integran la Policía Local del Excmo. Ayuntamiento de Granada, estará a cargo de la Jefatura del Cuerpo, bajo la superior e inmediata autoridad del Alcalde.

2. La Jefatura del Cuerpo designará al personal que ha de formar e integrar los distintos servicios, con arreglo a las normas que se fijan en este reglamento.

3. Orgánicamente el Cuerpo de la Policía Local de Granada debe ajustarse a los siguientes criterios:

a) La Jefatura del Cuerpo será designada por el Alcalde de Granada de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Coordinación de Policías Locales de Andalucía y ostentará la denominación de Superintendente Jefe.

También existirá un Segundo Jefe con la Categoría de Superintendente quien, asumirá el Mando en los casos de ausencia o vacante de la Jefatura del Cuerpo y desempeñara las funciones de Director de la Escuela y Coordinador de Recursos.

Igualmente existirán las Jefaturas de Servicios y la de Infraestructura, las que serán desempeñadas por Intendentes Mayores.

b) Las unidades policiales pueden ser Concentradas, cuando su ámbito competencial directo afecta a todo el municipio o Desconcentradas cuando el mismo se refiere a una parte de éste, sin perjuicio de que sus componentes puedan actuar en todo el territorio municipal.

Artículo 19. De la estructura orgánica.

1. La estructura orgánica del Cuerpo y sus futuras modificaciones serán aprobadas por el Pleno de la Corporación, a propuesta del Alcalde.

2. En situaciones de emergencia, catástrofe o calamidad pública, se podrán constituir, con carácter temporal, unidades no previstas en la estructura orgánica. Estas unidades serán creadas por el Alcalde, a propuesta del Jefe del Cuerpo, y serán disueltas cuando desaparezcan las causas que determinaron su creación, sin que puedan superar los seis meses de forma continuada.

Volver al índice



CAPÍTULO II. DEL FUNCIONAMIENTO GENERAL.

Artículo 20. Conducto reglamentario.

1. La tramitación de órdenes, informes y solicitudes relacionadas con el servicio, se realizarán a través del conducto reglamentario mientras que los derechos reconocidos a los funcionarios en Convenio se tramitaran conforme al procedimiento descrito en el mismo.

2. Las órdenes que por su trascendencia o complejidad en su cumplimiento lo requieran, deberán ser cursadas por escrito, a la mayor brevedad posible, salvo en caso de urgencia.

3. En los casos en que la Policía Local de Granada actúe como Policía Judicial, Orgánica o funcional, sus miembros se pondrán al servicio y bajo la dependencia funcional de las Autoridades judiciales y fiscales, en la forma establecida en las leyes.

4. En caso de desacuerdo con las órdenes recibidas, los Policías Locales podrán solicitar motivadamente a sus superiores la emisión de las mismas por escrito, cuando las circunstancias del servicio lo permitieren.

5. Siempre que se realice por un componente del Cuerpo parte, informe, reclamación petición o queja a un superior jerárquico, se hará por duplicado, existiendo un registro obligatorio a tal efecto, quedando una copia sellada en su poder.

Artículo 21. Jornada laboral.

1. La jornada laboral de los miembros de la Policía Local será la que señale con carácter general el Acuerdo de Funcionarios del Excelentísimo Ayuntamiento de Granada.

2. Dicha jornada podrá ser ampliada por necesidades excepcionales del servicio plenamente justificado, con la correspondiente retribución en la forma establecida en la legislación vigente en materia de función pública, así como en los acuerdos que, conforme a ésta, pudieran existir en el ámbito municipal.

Artículo 22. Del horario de prestación del servicio.

1. El horario de prestación del servicio será fijado por el Ayuntamiento a través de los procedimientos de definición de las condiciones de trabajo del personal funcionario, pudiendo fijarse en el calendario laboral anual para el servicio de Policía Local un solapamiento de los horarios de entrada y salida para determinadas unidades.

2. En los casos de emergencia y, en general, en aquellos en que una situación excepcional lo requiera, todo el personal estará obligado a la prestación de servicio permanente hasta que cesen los motivos de emergencia o necesidad.

3. Cuando se den las circunstancias a que se refiere el párrafo anterior, los Policías Locales serán compensados en la forma establecida por la legislación vigente, así como en los acuerdos que, conforme a ésta, pudieran existir en el ámbito municipal.

Artículo 23. De la utilización de las motocicletas o vehículos análogos:

La prestación de servicios en unidades motorizadas o vehículos análogos, se suplirán en condiciones meteorológicas adversas por patrullaje a pie o en vehículos de cuatro ruedas.

En caso de no poder cumplir estas condiciones, el responsable de servicio emitirá informe motivando su decisión.

Volver al índice



CAPÍTULO III. RELACIÓN CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Artículo 24. Canalización de la Información.

1. La información a los medios de comunicación sobre actuaciones de la Policía Local de Granada se canalizará a través de la Unidad correspondiente, adscrita orgánicamente a la Jefatura del Cuerpo y en coordinación con el órgano de comunicación de Alcaldía.

2. En los supuestos excepcionales en que no pueda canalizarse la información a través de dicha Unidad, asumirá esta misión la Jefatura del Cuerpo o persona que la misma designe.

3. El personal del Cuerpo colaborará con esta Unidad para la consecución de los fines señalados en el presente Capítulo.

Artículo 25. Remisión a Unidad especializada.

En situaciones en las que los representantes de los medios de comunicación demandaren sobre petición de información o datos, todo miembro del Cuerpo les remitirá a la Unidad mencionada en el artículo anterior, quien facilitará la información oportuna, salvo que tuviere la calificación de reservada.

Artículo 26. - La seguridad personal y la propia imagen.

1. El Policía Local uniformado y que desarrolla las funciones propias de su cargo no puede impedir que sea captada su imagen, por personal de los medios de comunicación que se acredite profesionalmente o se identifique, no obstante si quien lo hace la utiliza inadecuadamente, se podrán ejercer las acciones legales previstas en el ordenamiento jurídico.

2. En caso de actuaciones policiales de las que puedan derivarse consecuencias para la seguridad o integridad del Policía Local, se solicitará al medio de comunicación que se desfiguren los caracteres más representativos.

Volver al índice



CAPÍTULO IV. DEL RÉGIMEN LABORAL Y DE LAS SITUACIONES.

Artículo 27. Jornada anual y jornada superior.

Se regirá por la legislación vigente en la materia y al acuerdo/convenio de funcionarios.

Anualmente se confeccionará el calendario laboral de la Policía Local, que incluirá cómo se regula para ese año el régimen de vacaciones y descansos así como aquellos otros aspectos que pueden afectar a la jornada laboral de acuerdo con lo recogido en el acuerdo/convenio de funcionarios.

El calendario anual será negociado con la representación Sindical, siendo prorrogado anualmente si no media denuncia entre las partes.

Artículo 28. Turnos de servicio.

Los turnos de servicio se realizarán en horario continuado de mañana, tarde o noche.

Los turnos de servicio podrán permutarse entre policías de la misma Unidad, siempre que reúnan los mismos requisitos y previa comunicación al mando correspondiente.

Artículo 29. Situaciones administrativas.

Las situaciones administrativas en que puedan hallarse los miembros de esta Policía Local serán las que en cada momento establezca la legislación vigente.

Las situaciones de actividad del personal serán:

a) Destinado.

b) Agregado.

c) Licencias.

La situación de Destinado corresponde a la permanencia de los miembros de este Cuerpo en el puesto que tengan asignado.

La situación de Agregado corresponde a la adscripción temporal de un miembro de este Cuerpo a otro puesto de trabajo distinto al que se halle adscrito, por un período no superior al mes, renovable hasta tres.

La situación de "en comisión de servicios", se refiere a la ausencia temporal del policía de su destino habitual para asistir, por orden o autorización de la Jefatura, a cursillos, seminarios u otros actos o servicios relacionados con la profesión, dentro o fuera del Municipio. No obstante lo anterior, la Comisión de Servicio Interna es la regulada en el Acuerdo de Funcionarios.

Volver al índice



CAPÍTULO V: DE LAS FUNCIONES DE LOS MANDOS DEL CUERPO.

Artículo 30. Misiones de los mandos, en general.

Todos los funcionarios de policía con mando en el Cuerpo tendrán atribuciones propias para resolver cualquier problema que pudiera surgir en el desarrollo de los servicios encomendados, debiendo informar a su inmediato superior, y en su caso, a la Jefatura si la importancia del asunto así lo requiere.

Además, con carácter general, tendrán las siguientes funciones:

1. Ejercer el mando del personal del Cuerpo que tengan a su cargo mediante las estructuras jerárquicas establecidas, controlando el cumplimiento de las obligaciones de dicho personal.

2. Procurar que el personal a su cargo mantenga el nivel de competencia adecuado en cuanto a desempeño y conocimientos profesionales.

3. Controlar a sus subordinados jerárquicos en el cumplimiento de las obligaciones que tengan encomendadas, debiendo poner en inmediato conocimiento de sus superiores, cuantas anomalías o novedades observen en el servicio y corregir por sí mismos aquellas que fueran de su competencia.

4. Inspeccionar los servicios de su competencia cuantas veces estimen oportuno, sin limitar por ello la iniciativa de sus subordinados jerárquicos ni disminuir la eficiencia de los mismos con controles innecesarios.

5. Controlar cuando lo crean conveniente y con la frecuencia que la buena marcha de los servicios exija, a los efectivos a su cargo respecto a vestuario, material, equipo, mobiliario y dependencias, velando para que se hallen siempre en perfecto estado de funcionamiento y conservación.

6. Supervisar los informes que emitan los funcionarios a su cargo, señalando a éstos las observaciones que consideren oportunas.

7. Asistir a las Juntas de Jefes, Mandos o unidades orgánicas cuando sean requeridos para ello.

8. Formular cuantas propuestas y críticas constructivas considere oportunas para el mejor funcionamiento de los servicios y organización.

9. Informar de las actuaciones meritorias y destacables del personal a su cargo y de las infracciones que pudieran cometer.

10. Tener la consideración que, por su graduación, les corresponde, teniendo derecho al saludo reglamentario por parte de sus subordinados jerárquicos, al que tendrán la obligación de corresponder.

11. Asumiendo siempre el de mayor empleo y antigüedad en el mismo, la responsabilidad y dirección de los actos que se realicen en su presencia.

12. Promover la motivación, el diálogo, la consulta y la participación del personal que tiene a su cargo.

13. Los funcionarios con mando han de ser ejemplo para subordinados en puntualidad, aseo, disciplina y austeridad en todos sus actos.

14. Colaborar con los Policías en la realización de las funciones estipuladas por este Reglamento para la Policía Local, asumiendo idénticas tareas que éstos si el servicio lo requiere, y en todo caso cuando así lo disponga el superior jerárquico

Artículo 31. Corresponde al Jefe del Cuerpo.

a) Elevar a la Alcaldía las propuestas de organización, mejora de los servicios del Cuerpo, y de las novedades de Servicio dignas de mención.

b) Dirigir la actuación y funcionamiento de todos los Servicios del Cuerpo, inspeccionando cuantas veces lo considere oportuno los servicios y dependencias de los mismos.

c) Formular sus demandas en relación a las necesidades de personal y equipo, haciendo sus observaciones respecto a los acuerdos y convenios cuando éstos puedan incidir sobre la eficiencia del servicio.

d) Coordinar el trabajo de los diferentes servicios y de asegurar que sus adjuntos disponen de la autoridad correspondiente en su nivel de responsabilidad.

e) Elaborar y remitir al Alcalde los presupuestos del Cuerpo, previa realización de un catalogo de necesidades que se formulara con carácter obligatorio anualmente.

f) Informar al Alcalde del desarrollo de los servicios y recibir las órdenes que estime conveniente dictar.

g) Supervisar las operaciones de los servicios para asegurarse de la eficiencia del mismo.

h) Convocar y presidir las Juntas de Jefes, por delegación del Alcalde, así como convocar y presidir las Juntas de Mandos, así como las de los Policías, que considere oportunas.

i) Formular la Memoria Anual del Cuerpo así como el Plan General o específicos de Actuación por objetivos, estratégicos o de cualquier otro tipo, de acuerdo con las instrucciones recibidas del Alcalde.

j) Dictar o supervisar, las órdenes generales o particulares y circulares de régimen interno del Cuerpo.

k) Transformar en órdenes concretas las directrices de los objetivos a conseguir, recibidas del Alcalde.

l) Velara especialmente en lo referente a los recursos humanos a su cargo, especialmente se primarán las necesidades formativas, que deberán ser documentadas anualmente en un catalogo de necesidades, para su traslado y cumplimentación por la Escuela de Policía Local.

m) Acompañar a la Corporación en aquellos actos públicos en que concurra ésta y sea requerido para ello.

n) Representar al cuerpo de la Policía Local de Granada, en aquellos actos públicos y privados.

o) Asistir a las Juntas de Seguridad Ciudadana colaborando dentro de sus facultades, promoviendo el mejor desempeño del cuerpo en las mismas, e informando al Alcalde sobre aquellas cuestiones que afecten a la competencia municipal.

p) Proponer o en su caso, informar al Alcalde sobre las distinciones, recompensas o reconocimientos a las que el personal del Cuerpo se haga acreedor.

q) Proponer al Alcalde la iniciación de procedimientos disciplinarios a los miembros del Cuerpo cuando las actuaciones de los mismos así lo requieran.

r) Efectuar el nombramiento de los miembros de la Escala Técnica para las distintas unidades orgánicas.

s) Nombrar las jefaturas, correspondiente a las Escalas Ejecutiva y Básica, así como designar al resto del personal que ha de estar destinado en las distintas unidades, en base a lo estipulado en el presente reglamento.

t) Mantener y difundir de forma oportuna y veraz, a todos los niveles del cuerpo, información interna, en referencia a todos los aspectos profesionales y laborales que les afecten directamente.

u) Mantener el necesario grado de comunicación y colaboración con la Jefatura de otras Fuerzas y cuerpos de Seguridad, Jefatura Provincial de Tráfico y los órganos de Protección Civil, y todas aquellas instituciones públicas o privadas que incidan en nuestro ámbito competencial y funcional, en orden a una eficaz colaboración y coordinación en materias de seguridad y protección ciudadana.

v) Mantener las relaciones pertinentes con los Fiscales, Jueces y Tribunales en las funciones de policía judicial que corresponden al Cuerpo.

w)Proponer cualquier tipo de actuación en todos los ámbitos sociales, velando por la buena imagen corporativa de la institución, especialmente con los medios de comunicación. Así mismo, emprenderá las acciones Judiciales oportunas tendentes a velar por el buen nombre y el prestigio de este Cuerpo.

x) Ejercerá la supervisión de la Escuela de la Policía Local de Granada.

y) Cualquier otra que se derive del ejercicio de su cargo.

Artículo 32. Corresponde a los Superintendentes.

a) Informar y asesorar al Jefe del Cuerpo, de forma directa, para el mejor desempeño de sus funciones.

b) Sustituir al Jefe del Cuerpo en sus ausencias, cuando proceda por nombramiento previo.

c) Exigir a todos sus subordinados el exacto cumplimiento de sus deberes, sin perjuicio de las atribuciones que correspondan a cada uno en función a la estructura jerárquica.

d) Formular cuantas propuestas considere oportunas para el mejor funcionamiento de los servicios.

e) Informar de las actuaciones meritorias y destacadas del personal a sus órdenes, así como proponer la iniciación de procedimiento disciplinario por acciones u omisiones antirreglamentarias que cometan sus subordinados.

f) Desempeñar la dirección de la Escuela de Policía Local.

g) Asumir aquellas funciones que le sean delegadas por el Jefe del Cuerpo así como las misiones y cometidos que por su cargo le correspondan.

h) Cualquier otra que se derive del ejercicio de su cargo.

Artículo 33. Corresponde a los Intendentes Mayores:

a) Informar y asesorar a los Superintendentes, de forma directa, para el mejor desempeño de sus funciones.

b) Ejercer el mando de las Unidades o Agrupaciones que componen la Intendencia, coordinando el servicio de conformidad con las instrucciones del Superintendente Jefe del Cuerpo.

c) Mantener contactos periódicos y fluidos con el personal a su cargo.

d) Dictar normas e instrucciones para su cumplimiento dentro del ámbito de sus competencias.

e) Exigir a todos los subordinados el exacto cumplimiento de sus deberes, sin perjuicio de las atribuciones que correspondan a cada uno en función a la estructura jerárquica.

f) Formular las propuestas que se consideren oportunas para el mejor funcionamiento de los servicios.

g) Informar de las actuaciones meritorias y destacadas del personal a sus órdenes, así como proponer la iniciación de procedimiento disciplinario por acciones u omisiones antirreglamentarias que cometan sus subordinados.

h) Asumir aquellas funciones que le sean delegadas por el Jefe del Cuerpo así como las misiones y cometidos que por su cargo le correspondan.

i) Efectuar una valoración anual, como mínimo, de los Intendentes bajo su mando.

j) Cualquier otra que se derive del ejercicio de su cargo.

Artículo 34. Corresponde a los Intendentes:

a) Ejercer el mando de la Unidad o Agrupación a sus órdenes y coordinar el servicio de las Secciones, Grupos o Patrullas que comprenda, de conformidad con las instrucciones de sus superiores jerárquicos.

b) Auxiliar al Intendente Mayor de forma directa para el mejor desempeño de sus funciones y sustituirle en sus ausencias.

c) Dictar normas e instrucciones para su cumplimiento dentro del ámbito de sus competencias.

d) Supervisar las actuaciones del personal a sus órdenes en acto de servicio, corrigiendo las posibles deficiencias que observare, haciéndose responsable de dichas actuaciones.

e) Informar, tanto de las actuaciones meritorias y destacables del personal a sus órdenes como de las infracciones que pudiera cometer.

f) Mantener estrecho contacto con el personal a su cargo, a fin de mantener el nivel de competencia adecuado y conocer sus peculiares condiciones, su capacidad, su cualidad y defectos.

g) Velar por el personal a sus órdenes, así como por la conservación, mantenimiento y limpieza del material encomendado.

h) Velar por el mantenimiento de las normas de presentación personal, puntualidad y disciplina, dando parte de las deficiencias detectadas, cuya corrección oportuna no esté dentro de sus atribuciones.

i) Desplegar el personal a sus órdenes en la vía pública de forma que su utilización sea lo más racional posible, dentro de la diversidad de funciones que tiene asignada la Policía Local.

j) Efectuar una valoración anual, como mínimo, de los Inspectores que dependan directamente de él.

k) Proponer las mejoras que considere oportunas para el beneficio del servicio.

l) Cualquier otra que se derive del ejercicio de su cargo.

Artículo 35. Corresponde a los Inspectores:

a) Ejercer el mando de los Grupos, servicios o unidades orgánicas a su cargo, siendo su función la gestión ejecutiva, coordinación práctica y responsabilidad inmediata en la planificación y ejecución de los servicios, de conformidad con las instrucciones recibidas por sus superiores jerárquicos.

b) Disponer del personal a su cargo en la forma más racional posible, así como la distribución de los turnos de descanso, vacaciones u otros períodos, según instrucciones superiores.

c) Pasar revista, al menos una vez a la semana, al personal y material destinado a su zona.

d) Supervisar las actuaciones del personal en acto de servicio corrigiendo las deficiencias que observare.

e) Velar por el correcto cumplimiento de los funcionarios a su cargo respecto a los deberes y normas de uniformidad expuestas en este Reglamento, así como de la conservación y mantenimiento del material.

f) Mantener estrecho contacto con sus inferiores jerárquicos, sirviendo de eficaz nexo de unión entre ellos y la Escala Técnica.

g) Auxiliar de forma directa al Intendente o superior jerárquico para el mejor desempeño de sus funciones y sustituirle en sus ausencias.

h) Cualquier otra que se derive del ejercicio de su cargo o le encomienden sus superiores.

Artículo 36. Corresponde a los Subinspectores:

a) Ejercer el mando del Grupo, servicios o unidades orgánicas a su cargo, siendo su función, el seguimiento y ejecución de los servicios, coordinación práctica y responsabilidad inmediata en la planificación y ejecución de los servicios, de conformidad con las instrucciones recibidas por sus superiores jerárquicos.

b) Presidir los actos de toma y entrega del servicio dando lectura del mismo.

c) Disponer del personal a su cargo en la forma más racional posible, supervisando las actuaciones del personal en acto de servicio corrigiendo las deficiencias que observare.

d) Impartir las instrucciones precisas en las reuniones previas al servicio en cada turno, en donde se informará de las órdenes, circulares y cambios legislativos que afecten a la Policía Local, recogiendo las sugerencias de sus subordinados.

e) Revisar diariamente, antes de iniciar el servicio, al personal a sus órdenes, así como el material encomendado, en orden a la debida presentación, mantenimiento y conservación.

f) Girar visita de inspección periódica y frecuente a los lugares o zonas en que presten servicio personal a sus órdenes, para comprobar su correcta ejecución y corregir cualquier anomalía que se detecte en el mismo.

g) Dar cuenta de las incidencias que en el transcurso del servicio pudieran producirse, verbalmente o por escrito, según la importancia de las mismas.

h) Controlar la utilización más racional posible del personal a sus órdenes de tal modo que durante un turno de servicio puedan asignarse a un mismo componente diversas misiones a distintas horas dentro de la diversidad de funciones de la Policía Local.

i) Auxiliar al Inspector o superior jerárquico en sus funciones y sustituirle en su ausencia o en su defecto.

j) Cooperar con los Oficiales y Policías en las funciones que este Reglamento les asigna.

k) Ejercer las funciones de Jefatura de servicio que les sea encomendada.

l) Cualquier otra que le encomienden sus superiores o que se derive del ejercicio de su cargo o de mandato legal expreso o genérico.

Artículo 37. Corresponde a los Oficiales:

a) El mando de la Unidad o equipo, siendo su función el seguimiento de la ejecución de los servicios encomendados a los Policías a su cargo, así como la correcta utilización por éstos del material que les haya sido asignado, siendo responsables ante el Subinspector o superior jerárquico de quien dependa de lo expuesto anteriormente.

b) Dar cuenta al Subinspector o superior jerárquico que le corresponda de los servicios meritorios que realice el personal a sus órdenes, así como de las irregularidades que pudieran cometer.

c) Auxiliar en sus funciones al Subinspector o superior jerárquico que le corresponda y sustituirle en sus ausencias.

d) Cualquier otra que le encomienden sus superiores o que se derive del ejercicio de su cargo o de mandato legal expreso o genérico.

Artículo 38. Funciones del Jefe de Sala.

a) Las recogidas reglamentariamente de acuerdo a su rango y escala.

b) Efectuará relevo, a través del libro Registro de Relevos habilitado para ello.

c) Dirigirá y coordinará el Servicio operativo, dependiendo directa y exclusivamente del Jefe del Cuerpo o mando en el que delegue.

d) Realizará el Pase de Lista, cuando las necesidades de la Sala lo permitan, dando lectura de las Órdenes de Jefatura.

e) Recogerá los informes y los clasificará en las dos carpetas de Jefatura (Trámite e Informes) y a primera hora de la mañana darán las novedades al mando jerárquico que designe la Jefatura.

f) Confeccionará el estadillo diario del turno siguiente.

g) Velar por el cumplimiento de la programación de los servicios, informando a sus superiores de las ausencias, bajas, altas y retrasos del personal.

h) Relacionará los actos que se hayan producido durante la jornada laboral (manifestaciones, concentraciones, cortes de tráfico, etc, previstos e imprevistos).

i) Elaborará diariamente un Informe del estado del tráfico, venta ambulante, y de cualquier otro servicio que se considerase relevante, incidiendo en las zonas y horas más conflictivas.

j) Revisará diariamente las órdenes pendientes y actualizará el estadillo, devolviendo aquellas que hayan sido cumplimentadas o para cuyo seguimiento se haya determinado un plazo.

k) Dará novedades al inmediato superior, que esté de servicio, de los hechos relevantes que sucedan durante el mismo, anotándose en el libro Registro de Relevos aquellos que queden pendientes.

l) Informará al Jefe del cuerpo de forma inmediata de los hechos de especial relevancia ocurridos durante el servicio.

m) Supervisará que los Mandos operativos cumplas las funciones encomendadas, siendo responsable de adjudicar una tarea al mando correspondiente en ausencia de aquel a quien le corresponda.

n) Cualquier otra que le encomienden sus superiores o que se derive del ejercicio de su cargo o de mandato legal expreso o genérico.

o) Será ocupado por miembros de la escala ejecutiva, salvo excepciones motivadas.

Artículo 39. De la Junta de Jefes.

1. En el Cuerpo de la Policía Local existirá la Junta de Jefes, presidida por el Jefe del Cuerpo o su sustituto e integrada por los Superintendentes e Intendentes Mayores, pudiendo asistir a la misma los Intendentes que, en cada caso la Jefatura estime oportuno. En caso de asistir el Alcalde, será éste quien la presida.

2. Las funciones de la Junta de Jefes serán las siguientes:

a) Auxiliar y asistir al Alcalde cuando sean requeridos a ello, así como a la Jefatura del Cuerpo.

b) Aprobar los Planes Generales o Parciales de Dirección por Objetivos de la Policía Local.

c) Proponer motivadamente al Alcalde los cambios en la estructura, organización y funcionamiento del Cuerpo de Policía que se consideren necesarios.

d) Proponer a la Jefatura del Cuerpo la elaboración de órdenes o circulares para aumentar los niveles de eficacia en el servicio.

e) Aquellas otras que le sean encomendadas por el Alcalde, o Jefatura.

3. La Junta de Jefes se reunirá con carácter ordinario una vez al trimestre para el seguimiento y control de los objetivos y con carácter extraordinario cuantas veces la convoque la Jefatura o, en su caso, el Alcalde.

Artículo 40. De la Juntas de Mandos.

1. Existirá una Junta de Mandos, presidida por el Jefe del Cuerpo, y compuesta por los Intendentes, Inspectores y Subinspectores así como por los miembros de la Junta de Jefes que designe, en cada caso, la Jefatura.

a) Elaborar y proponer a la Jefatura los Planes Parciales de Actuación por Objetivos, así como el seguimiento y control de los mismos.

b) Aquellas otras que le sean encomendadas por el Jefe del Cuerpo.

2. Las Juntas de Mandas podrán ser parciales, en cuanto a la sección, grupo, unidades orgánicas.

3. La Junta de Mandos, a la que podrán asistir los Oficiales que proponga el Jefe de la Jefatura Territorial, se reunirá ordinariamente una vez al mes para el seguimiento, control y, en su caso, establecimiento de medidas correctoras del cumplimiento de los objetivos marcados, en cuya elaboración previa habrán sido tenidas en cuenta las sugerencias de los funcionarios. Con carácter extraordinario, se reunirá cuantas veces sea convocada por el Intendente Mayor u Intendente Jefe de la Jefatura Territorial correspondiente.

Volver al índice



CAPÍTULO VI: DE LAS FUNCIONES DE LOS POLICÍAS

Artículo 41. Funciones de los Policías.

Corresponde a los Policías:

a) Desempeñar exactamente los servicios que tiene encomendados, prestando un servicio adecuado y correcto al ciudadano, cuidando en todo momento la imagen corporativa.

b) Cumplir puntualmente las instrucciones y las órdenes de sus superiores jerárquicos.

c) Dedicar especial atención a los lugares conflictivos en relación con su campo de actuación interviniendo y corrigiendo por iniciativa propia cuantas infracciones observe durante su servicio.

d) Comunicar inmediatamente a su superior cualquier incidencia que supere su competencia.

e) Indicar sin demora a su superior inmediato cualquier problema que pueda tener con su equipo.

f) Cuidar con esmero todos los medios que se ponen a su disposición.

g) Presentar, al término de cada turno, informe de los servicios realizados. Asimismo se realizará informe de las actividades que por su importancia o trascendencia sea necesario o se lo requieran sus superiores.

h) Cumplir cualquier otro cometido relacionado con su función general.

Volver al índice



CAPÍTULO VII: DE LAS PATRULLAS

Artículo 42. Concepto, competencia y clases de las patrullas.

1. La patrulla es el elemento básico operativo de actuación policial, siendo integrado por un mínimo de dos Agentes. Las patrullas pueden ser a pie, o en cualquier otro medio de transporte policial.
Excepcionalmente y para servicios concretos la patrulla podrá cubrir dos puntos próximos con separación de los agentes.

2. Dos o más patrullas podrán formar un Equipo.

Artículo 43. Funcionamiento de las patrullas.

1. Cada patrulla al iniciar el servicio, recibirá las órdenes generales y específicas que se señalen para ese turno, pudiendo pedir aclaraciones sobre las mismas.

2. Cada patrulla recorrerá durante su turno toda la superficie que tenga asignada en la zona y realizará a pie las gestiones y recorridos parciales precisos para que no quede nada por ver con detalle, procurando tomar contacto con el ciudadano.

3. Cada patrulla, si se hace en vehículo, debe interesarse por la conservación, limpieza y documentación del que tenga asignado, dando cuenta inmediata, de las averías, desperfectos o faltas que observe en el vehículo.

4. Las comunicaciones por radio, al tratarse de un elemento primordial de seguridad, se efectuarán siempre de forma breve, concreta, clara, concisa, impersonal y respetuosa.

5. Las patrullas informarán a la Sala del 092 de los servicios encomendados, con su resultado final. También informarán a sus superiores de cualquier novedad o incidencia que deban conocer y al comienzo y terminación del tiempo de descanso previsto en el Acuerdo de Funcionarios.

6. El descanso durante el turno, previsto en el acuerdo de funcionarios, lo harán los componentes de las patrullas dentro de los límites territoriales del grupo al que pertenezcan, salvo autorización expresa. Durante el servicio nocturno podrá autorizarse el descanso fuera de esos límites.

7. Las patrullas policiales no saldrán de la zona asignada si no es con autorización de sus superiores, salvo necesidades urgentes del servicio, debiendo comunicarlo lo antes posible a éstos. En todo caso, las salidas de la demarcación territorial serán comunicadas al superior Jerárquico y/o Jefe de Sala.

Volver al índice



CAPÍTULO VIII: DEL INGRESO, PROMOCIÓN Y BAJAS.


Artículo 44. Normativa legal aplicable.

El ingreso, promoción y movilidad en las plazas del Cuerpo de esta Policía Local, se realizará con arreglo a lo establecido en las normas legales y reglamentarias que le sean de aplicación.

Artículo 45. De la promoción profesional.

La promoción interna constituirá el Sistema preferente para el acceso a todas las categorías, excepto a Policías y Escala Técnica, ajustándose a la normativa vigente que sea de aplicación.

Artículo 46. De las bajas en el Cuerpo.

Las bajas en el Cuerpo procederán por las causas que establezca la normativa de general aplicación.

Artículo 47. De la jubilación.

La jubilación de los funcionarios pertenecientes a esta Policía estará sujeta a lo que determine la ley. Por el Ayuntamiento se incentivará la jubilación anticipada de los policías, en la forma establecida en el Acuerdo de Funcionarios.

Volver al índice



CAPÍTULO IX: PROVISIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO.

Artículo 48. Organización del Cuerpo.

La organización de las diferentes unidades, equipos, grupos, agrupaciones, secciones, Intendencias y puestos de trabajo del Cuerpo de Policía Local de Granada corresponde a la Jefatura del mismo, bajo la superior autoridad de la Alcaldía, en orden a las necesidades de los servicios a realizar y a las situaciones de emergencia que se pudieran producir.

Artículo 49. Provisión de destinos.

Los puestos de trabajo existentes en la plantilla para las distintas categorías se proveerán conforme a los principios de mérito, capacidad y antigüedad, de acuerdo con el procedimiento establecido en el presente reglamento y su ANEXO I.

Artículo 50. Provisión general de destinos y Catálogo de Puestos de Trabajo.

A efectos de provisión general de destinos, la Jefatura del Cuerpo publicará cada dos años, en el último trimestre del año anterior, o antes de cada incorporación al servicio activo de una nueva promoción, o en previsión de alguna circunstancia excepcional mediante Orden General del Cuerpo un Catálogo de Puestos de Trabajo, en cuya elaboración estará presente un representante de la Escala Técnica, un representante de la Escala Ejecutiva, un representante de la Escala Básica, y un representante de las Organizaciones Sindicales que formen parte de la Junta de Personal, en el que se recogerán todos los destinos existentes en el Cuerpo, indicando el grupo a que pertenecen, a tenor de lo dispuesto en el Art. 51 del presente reglamento, el número de vacantes, características y funciones principales que conlleven estos, requisitos mínimos exigibles para acceder a ellos, y presentará una Convocatoria para que todos los funcionarios de la plantilla puedan solicitar dichos puestos..

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010 se modifica el Artículo 51 quedando de la siguiente manera:

Artículo 51. Provisión específica de destinos.

Aquellas vacantes que deban cubrirse fuera del periodo de provisión general de destinos y no tengan carácter temporal, sino que su carácter sea definitivo, se publicarán mediante Orden del Cuerpo al menos con quince días de antelación, siguiendo para su provisión el procedimiento establecido en el presente reglamento.

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010 se modifica el Artículo 52 quedando de la siguiente manera:

Artículo 52. Provisión temporal de destinos.

Cuando sea necesario, por razones del servicio, de forma inmediata, adscribir provisionalmente a algún miembro del Cuerpo a un determinado destino, se cubrirá dicha vacante y se publicará mediante Orden del Cuerpo la existencia de la misma y el plazo para su provisión, no pudiendo ser éste inferior a la amplitud del turno máximo a no ser que razones del Servicio justifiquen un plazo inferior ni pudiendo ser superior a tres meses en ningún caso.

El tiempo que el funcionario permanezca provisionalmente en el destino le será computado a efectos de provisión de destinos como tiempo de permanencia en el destino de origen.

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010 se modifica el Artículo 53 quedando de la siguiente manera:

Artículo 53. Convocatorias y publicación de vacantes.

Se publicará convocatoria de vacantes a cubrir cada vez que se publique el Catálogo de Puestos de Trabajo, a la entrada en servicio activo de cada nueva promoción, cuando existan vacantes por reorganización del Cuerpo, por destino forzoso de algún funcionario o por necesidades del servicio.

Cada convocatoria se publicará mediante Orden del Cuerpo, durante al menos quince días, indicando el número de vacantes a cubrir, el grupo al que pertenecen y los requisitos exigibles para acceder a ellas. Si las vacantes no fueran cubiertas, se publicarán en segunda convocatoria, en el plazo de quince días. El periodo selectivo no podrá durar más de tres meses en ningún caso.

Los destinos a cubrir por método de provisión temporal quedan exceptuados de los plazos de este artículo, acogiéndose a lo preceptuado en el artículo 52.

Artículo 54. Clasificación de destinos.

A efectos de provisión de destinos, los puestos de trabajo de la Policía Local de Granada se clasifican en tres grupos:

a) Grupo de libre designación.

b) Grupo de especialidades.

c) Grupo general.

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010 se modifica el Artículo 55 quedando de la siguiente manera:

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 31, Granada, 14 de febrero de 2007 se modifica el Artículo 55, quedando de la siguiente manera:

Artículo 55. Destinos de libre designación.

1. Serán destinos de libre designación aquellos cuyo desempeño requiere condiciones personales de idoneidad, valoradas por la autoridad facultada para concederlos, entre los que cumplan los requisitos exigidos en el puesto. En ningún caso podrá suponer el número de puestos de trabajo del grupo libre designación más del cinco por ciento del número de puestos de trabajo existentes en la plantilla para cada categoría, salvo excepciones motivadas en la escala ejecutiva y técnica.

2. Asimismo, serán destinos de libre designación aquellos que requieren una especial confianza, como colaboradores directos de la Jefatura o Jefes orgánicos y aquellos otros que exijan una especial responsabilidad y confianza por razón del cometido a desempeñar y así se determine en la correspondiente orden.

3. Los destinos de los miembros de este Cuerpo pertenecientes a la escala Técnica y Ejecutiva, serán todos asignados por la Jefatura, como destinos de libre designación, atendiendo a las necesidades del Servicio, no contando estos destinos dentro de los parámetros de libre designación asignados para el resto de la plantilla.

Artículo 56. Destinos de especialidades.

Serán destinos de especialidades aquellos que reúnan características específicas que requieran una especial cualificación, atendiendo a la especialización de la Unidad a que pertenezcan. Tendrán tal consideración si así figuran en el Catálogo de Puestos de Trabajo.

Artículo 57. Destinos generales.

Serán destinos generales aquellos que no reúnan características específicas que requieran una especial cualificación. Tendrán tal consideración si así figuran en el Catálogo de Puestos de Trabajo.

Artículo 58. Principios de la provisión de destinos.

Los destinos de libre designación serán cubiertos por designación directa de la Jefatura del Cuerpo, de entre los aspirantes que reúnan los requisitos exigibles y las características propias del puesto a cubrir.

Los destinos de especialidades serán cubiertos mediante concurso específico de méritos, de entre los aspirantes que reúnan los requisitos exigidos en la convocatoria y conforme a lo establecido en el Anexo I del presente reglamento,

Los destinos generales serán cubiertos mediante concurso general de méritos, conforme a lo establecido en el Anexo I del presente reglamento.

Artículo 59. Comisión de Selección.

Para cada convocatoria de plazas vacantes se creará una Comisión de Selección en la que estará presente la Jefatura del Cuerpo, competente para la organización interna del mismo, o quien ésta designe, y con voz pero sin voto, un representante de la Escala Técnica, un representante de la Escala Ejecutiva, un representante de la Escala Básica, y un representante de las Organizaciones Sindicales que formen parte de la Junta de Personal que formen parte de la Junta de Personal, quienes velarán por que el procedimiento de selección se ajuste a lo establecido en el presente reglamento y el resto de legislación vigente.

La Comisión de selección resolverá todas las incidencias o reclamaciones que se presenten en cada proceso selectivo.

Artículo 60. Destino forzoso.

En caso de no existir solicitantes a una vacante, esta será cubierta por orden inverso a la antigüedad en el empleo de entre aquellos funcionarios que reúnan las condiciones para ocuparla. Se evitará la designación con carácter forzoso de aquellos funcionarios que hayan accedido a su último destino de esta forma, en tanto haya otros funcionarios que reúnan características similares y no hayan sido destinados con carácter forzoso con anterioridad.

En caso de no reunir ninguno de los peticionarios de una vacante las condiciones establecidas en la convocatoria para acceder a ella, esta será cubierta por el de mayor antigüedad en el empleo.

En caso de padecer alguna deficiencia física o psíquica y sensorial necesaria para el desempeño de la función policial, se pasará a la situación de Segunda Actividad, conforme a lo establecido en el Capitulo V, del presente reglamento y a lo establecido en las normas legales y reglamentarias que le sean de aplicación.

Artículo 61. Peticiones de destino.

Las peticiones de destino se cursarán en caso de convocatoria previa, salvo las que se planteen por problemas físicos, psíquicos o personales, de carácter excepcional y plenamente justificados.

Artículo 62. Inamovilidad en el destino.

En ningún caso, la adjudicación de un destino puede suponer un derecho de inamovilidad del mismo.

Artículo 63. Permuta de destino

La Jefatura del Cuerpo, previa petición de los afectados, autorizará la permuta de destino entre funcionarios de igual categoría, siempre que ambos reúnan los requisitos profesionales para el desempeño de la actividad, y no exista entre ambos una diferencia superior a un punto en el Anexo I del presente reglamento.

Artículo 64. Expediente personal.

La Jefatura del Cuerpo anotará en el expediente personal de cada funcionario todas aquellas incidencias que se produzcan en cuanto a destinos se refiere, especialmente los destinos ocupados, tiempos de permanencia y forma de acceso a los mismos.

Artículo 65. Periodos de permanencia en destino.

Los destinos obtenidos de forma voluntaria, previa solicitud del afectado, comportan una permanencia mínima de dos años, durante los cuales no se podrá solicitar otro destino, salvo que se produzca Provisión General de Destinos o por motivos físicos, psíquicos o personales de carácter excepcional y plenamente justificados.

Los destinos obtenidos mediante provisión temporal de destinos no podrán tener una duración superior a tres meses.

Los destinos obtenidos de forma forzosa no comportan un periodo mínimo de permanencia.

El periodo máximo ininterrumpido de permanencia en destino será de doce años, excepto para todos aquellos funcionarios que superen la edad de cuarenta años.

Artículo 66. Pérdida de destino.

Aquel funcionario que pierda su destino por disolución de Unidad, fusión de ésta o reorganización del Cuerpo tendrá preferencia por una sola vez sobre los demás para elegir sobre las vacantes que se convoquen siempre y cuando reúna las condiciones para acceder a ellas.

Estarán exentos de cumplir los periodos de permanencia exigidos en el Art. 62.

Estarán obligados a participar y solicitar destino en todas las convocatorias de vacantes o concursos de méritos que se publiquen.

Artículo 67. Límite de edad y antigüedad mínima.

La Jefatura del Cuerpo podrá limitar la edad que considere más adecuada para ocupar determinados destinos, así como la antigüedad mínima exigible, previa negociación con las Organizaciones Sindicales con representación en la Junta de Personal.

El funcionario que voluntariamente acceda a ocupar una de las vacantes con limitación por edad, no estará sujeto a las limitaciones dictadas por la Jefatura del Cuerpo.

Artículo 68. Funcionarios no peticionarios.

Aquellos funcionarios que no realicen petición alguna de vacante en la Provisión General de Destinos serán destinados de forma forzosa.

Volver al índice



CAPÍTULO X: EXPEDIENTE PERSONAL.

Artículo 69. Del expediente personal.

En la Jefatura de esta Policía Local existirá un archivo documental e informático actualizado en el que figurará el expediente personal de cada uno de los miembros del Cuerpo, constará de los siguientes datos:

a) Nombre y apellidos.

b) Número del Documento Nacional de Identidad.

c) Fecha y lugar de nacimiento.

d) Domicilio actual y segunda vivienda.

e) Número de Identidad Profesional.

f) Teléfonos de localización.

g) Persona a la que avisar en caso de urgencia.

Asimismo, se incluirán los siguientes datos:

a) Fecha de ingreso y ascensos.

b) Cursos y actividades profesionales realizadas.

c) Felicitaciones, premios y recompensas.

d) Sanciones disciplinarias no canceladas.

e) Permiso de conducción, con categorías.

f) Situaciones especiales.

g) Destinos desempeñados.

h) Bajas por enfermedad común o accidente laboral.

i) Permisos, vacaciones y excedencias.

j) Vicisitudes extraordinarias, si las hubiera.

k) Fotografía en color, actualizada cada seis años.

l) Arma reglamentaria asignada y otras que poseyere así como el número de las mismas y munición y su correspondencia estadística.

m) Titulaciones académicas, diplomas y certificados de estudios realizados.

n) Vestuario y material

o) Otras documentaciones que sean de interés policial.

Todo el personal del Cuerpo está obligado a comunicar su dirección y, en su caso, el número de teléfono actualizados que constarán, tanto en su Unidad como en la Jefatura. Solo a efectos de expediente personal.

Se garantiza la confidencialidad de todos los datos y documentos que obren en el expediente personal.

Volver al índice



CAPÍTULO XI: DE LOS DERECHOS SINDICALES Y DE REPRESENTACIÓN.

Artículo 70. Los miembros de este Cuerpo disfrutarán de los derechos de carácter representativo y sindical establecidos en la legislación vigente y en Acuerdo de Funcionarios del Excelentísimo Ayuntamiento de Granada, sin otras limitaciones que las específicas establecidas en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y en el resto del ordenamiento jurídico.

Artículo 71. Exención del conducto reglamentario.

En el ejercicio de sus funciones, los representantes sindicales miembros del Cuerpo de Policía Local quedarán exceptuados de la necesidad de utilizar el conducto reglamentario.

Artículo 72. Representantes sindicales.

Con objeto de conocer en todo momento quienes ostentan la condición de representante sindical, el Órgano competente de los Servicios de Personal enviará a la Jefatura del Cuerpo relación nominal de aquellos.

Artículo 73. Charlas sindicales.

1. Sin perjuicio de la convocatoria de otro tipo de asambleas o reuniones, queda autorizada la realización de charlas sindicales en las Unidades del Cuerpo, al comienzo o al final de la jornada, y por un periodo, también máximo, de quince minutos.

2. Las informaciones sindicales, serán realizadas por los representantes sindicales designados por los distintos sindicatos, que previamente se presentaran al responsable de la Unidad.

Artículo 74. Información sindical.

Las Secciones Sindicales podrán informar de su actividad y de aquellas cuestiones que puedan ser de interés para los integrantes del Cuerpo, por medio de la difusión de sus comunicados, repartiéndoles en mano entre éstos, o a través de su colocación en los tablones de anuncios sindicales.

Volver al índice




TÍTULO IV: UNIFORMIDAD, ARMAMENTO Y MATERIAL.


CAPÍTULO I: UNIFORMIDAD.

Artículo 75. De la uniformidad en general.

Se define como uniformidad, el conjunto de normas que regulan el diseño, color y características de vestuario, distintivos, y otros efectos de aplicación a las Policías Locales para sus variadas actividades y funciones, según las diferentes estaciones climatológicas, de acuerdo con lo dispuesto en la normativa estatutaria de la Junta de Andalucía por el que se establece la uniformidad de las Policías Locales de Andalucía.

Artículo 76. Gastos de la uniformidad.

El Ayuntamiento sufragará los gastos que ocasione la uniformidad de la Policía Local. Para ello se podrá establecer un cupo anual de carácter personal y quedara sujeto a una normativa especifica y que en ningún caso eximirá de las normas de uniformidad.

Artículo 77. Uniformidad de los funcionarios en prácticas.

Los aspirantes a miembros de Policía Local que se encuentren como alumnos en prácticas recibirán asimismo el uniforme y el equipo correspondiente.

Los aspirantes que no logren superar el curso o la fase de prácticas, están obligados a la devolución de las prendas y equipo recibido.

Artículo 78. Obligatoriedad del uso del uniforme.

El uniforme es de uso obligatorio para todos los miembros del Cuerpo durante la prestación del servicio, salvo las excepciones previstas, estando prohibida la utilización incompleta del mismo.

Dicho personal no está obligado a llevar el uniforme al ir a incorporarse al servicio o después de concluido el mismo.

El Ayuntamiento está obligado a proporcionar a los agentes un vestuario adecuado.

Artículo 79. Prohibición del uso del uniforme.

Fuera del horario de servicio o de los actos que se deriven de sus funciones, estará prohibido el uso del uniforme, salvo en aquellos casos que autorice la Jefatura del Cuerpo.

Artículo 80. Forma de uso del uniforme.

El uniforme reglamentario debe ser llevado correctamente, tal y como exige la condición de agente de la autoridad y el prestigio de la Corporación a la que representa, estando prohibida, la inclusión de aditamentos o modificaciones.

Artículo 81. Negligencia en la custodia y uso de la uniformidad y equipos.

La pérdida, sustracción o deterioro de prendas de uniformidad, equipo y material será comunicada inmediatamente a la Jefatura del Cuerpo, en escrito motivado, la cuál dispondrá la práctica de la información pertinente para el esclarecimiento de los hechos, sin perjuicio de la responsabilidad disciplinaria en que hubiera podido incurrir en caso de negligencia grave.

Artículo 82. De los Policías autorizados a vestir de paisano.

Aquellos miembros del Cuerpo que por razón de los servicios a desempeñar se hallen autorizados a prestar éstos de paisano, vestirán de forma correcta y adecuada a la misión que realicen, debiendo de conservar un uniforme completo en buen estado presto para su uso, debiendo identificarse con el carné profesional y placa emblema. El Ayuntamiento vendrá obligado a proporcionar al mismo vestuario para ello.

Artículo 83. Uniformidad básica.

Los elementos que componen el uniforme básico de la Policía Local de Granada, así como las especificaciones relativas a las diversas prendas reglamentarias y aquellas complementarias que pudieran resultar precisas por necesidades del servicio, se determinarán en unas "Normas de Uniformidad", conforme a los criterios de homogeneización establecidos.

Igualmente se determinara en la citada “Norma de Uniformidad”, los criterios para la renovación de las prendas que componen la uniformidad reglamentaria.


Artículo 84. Uniformidad gran gala, gala, media gala y caballería.

Los elementos que componen el uniforme de Gran Gala, Gala, Media Gala y Caballería, así como su utilización, se determinarán en la citada "Normas de Uniformidad”.

Volver al índice



CAPÍTULO II: ARMAMENTO

Artículo 85. Dotación de armamento.

El Ayuntamiento dotará a los miembros de la Policía Local del armamento reglamentario que se les asigne y de la defensa homologada y cualquier otro medio legalmente reconocido.

Artículo 86. Obligación de portar el armamento.

1. Es obligatorio llevar el arma de fuego cuando se preste servicio, ajustándose a los criterios que se establecen en este Reglamento.

2. No obstante lo dispuesto en el número anterior, se estará exento de esta obligación en las situaciones siguientes:

a) Servicios burocráticos o los prestados en el interior de dependencias policiales y judiciales sin tener asignadas misiones de vigilancia.

b) En el ejercicio de las funciones de enseñanza.

c) En los actos protocolarios que se determinen.

d) En circunstancias especiales que, a criterio de la Jefatura del Cuerpo, se considere innecesario llevar el arma.

e) Los que expresamente sean autorizados por la Jefatura o se vean inmersos en procesos que así lo determine.

3. La obligación de llevar la defensa en servicios operativos se acoja a las mismas condiciones reguladas del apartado anterior.

Artículo 87. Expediente del arma.

La Jefatura, abrirá un expediente personal e individual del arma al personal que se halle dotado de la misma; en dicho expediente se consignarán todos los datos referidos al arma así como la munición asignada y las prácticas de tiro efectuadas.

Artículo 88. Reparación del arma.

Si se observan anomalías o defectos en el funcionamiento del arma, el titular de la correspondiente guía comunicará tal circunstancia al mando correspondiente, absteniéndose de manipular o de efectuar gestiones particulares para reparar dichas deficiencias.

Artículo 89. Guía de pertenencia.

La guía de pertenencia acompañará siempre al arma tanto en los casos de reparación, depósito y transporte.

Artículo 90. Pérdida, sustracción e inutilización del arma.

En caso de pérdida, sustracción o destrucción del arma o de su guía de pertenencia, el interesado habrá de comunicarlo inmediatamente al mando del que dependa, debiéndose instruir un expediente de información para determinar la posible responsabilidad del titular y la propuesta de medidas correctivas que correspondan.

Artículo 91. Armeros.

Todas las armas que están por asignar, reparar o verificar en depósito, deben estar en el armero o en locales seguros, guardados en cajas de seguridad, inventariadas y bajo la supervisión del encargado del armamento.

La Jefatura del Cuerpo de Policía Local contará con un Depósito de Armas.

El mando responsable de este depósito tendrá inventariadas todas las armas y munición depositadas, formalizando documentalmente las entregas y las retiradas que se efectúen.

Los miembros de la Policía Local dispondrán de un armero individual donde depositar su arma reglamentaria al terminar el servicio diario.

Artículo 92. Depósito del arma.

Se procederá al depósito del arma cuando pase a situación de segunda actividad sin destino, a resultas de la resolución pertinente, en los casos de la utilización indebida de la misma o de concurrir otras circunstancias que aconsejen la adopción de dicha medida cautelar.

Artículo 93. Prácticas de tiro.

1. Con la periodicidad que las necesidades del servicio y las disponibilidades de munición lo permitan, el personal realizará prácticas de tiro tanto para mantener e incrementar su aptitud, como para verificar las condiciones de uso y conservación del arma reglamentaria asignada. Estas prácticas serán efectuadas con la frecuencia debida a fin de garantizar el buen uso del arma.

2. Las prácticas de tiro se realizarán en locales o galerías acondicionadas a tal fin y con las medidas de seguridad establecidas en las normas constructivas y técnicas de utilización.

3. Las prácticas de tiro tendrán carácter de asistencia obligada, dentro del horario de servicio, para todos aquellos poseedores de armas. Los participantes en las prácticas utilizarán su propia arma, la munición utilizada será suministrada por el Excmo. Ayuntamiento.

Artículo 94. Deber de informar del uso del arma.

En todos los casos en que haya hecho uso del arma de fuego, los miembros de la Policía Local deberán informar de inmediato de forma escrita a su mando jerárquico superior.

Artículo 95. Entrega del arma.

En los casos de jubilaciones o el pase a otra situación administrativa distinta a su servicio activo y servicios especiales, por prescripción facultativa o mandato judicial, los miembros de la Policía Local están obligados a entregar el arma que tienen asignada.

En caso de muerte, la Jefatura del Cuerpo se ocupará de obtener el arma del fallecido para su remisión y tramitación de la documentación a la oficina de armas.

Artículo 96. Principios de uso del arma.

Solamente deberán utilizar las armas en las situaciones en que exista un riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad física o las de terceras personas, o en aquellas circunstancias que puedan suponer un grave riesgo para la seguridad ciudadana y de conformidad con los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los medios a su alcance.

Por ningún motivo se hará alarde del arma, debiendo llevarla dentro de la funda reglamentaria.

Volver al índice



CAPÍTULO III: MATERIAL

Artículo 97. Del mantenimiento de los vehículos.

1. La operatividad y eficacia de muchas intervenciones policiales radica en la rapidez en que las mismas se inician y desarrollan, lo que exige, no sólo la adecuada dotación de vehículos sino que éstos se hallen en todo momento en óptimas condiciones de servicio, sólo posibles mediante la prestación de especial atención a su mantenimiento.

2. El mantenimiento en un primer nivel, corresponde al conductor del vehículo, que ha de velar por su utilización adecuada y por la puntual adopción de aquellas medidas que la conservación del mismo exige. Dando conocimiento a sus superiores de las anomalías que detecten.

Artículo 98. Equipamiento de los vehículos.

1. El Excelentísimo Ayuntamiento de Granada proveerá a los miembros de la Policía Local del material necesario para el desempeño de sus funciones, cumpliendo las características de homologación que dicte la comunidad autónoma de Andalucía en materia de Policía Local.

2. Los vehículos de cuatro ruedas podrán estar dotados de un dispositivo de separación protectora entre el espacio delantero y los asientos traseros. Estos deberán ser de material fácilmente lavable y los cristales de las puertas traseras serán fijos o se manipularán sólo desde la parte delantera.

3. Todos los vehículos policiales irán provistos de equipo transmisor-receptor, señalización luminosa exterior de emergencia, sirenas y equipo de megafonía, excepto aquellos que por razón del servicio no sean necesarios. En vehículos de dos ruedas el sistema de transmisiones será el más adecuado para preservar la seguridad del conductor.

4. Todos los vehículos policiales irán provistos del material complementario necesario, determinado por el tipo de vehículo y la función o misión a realizar, según establece la normativa aplicable

Artículo 99. De los equipos de transmisión.

Se dispondrá de un número adecuado de transmisores que permitan la operatividad de las distintas unidades, así como la autoprotección de los Policías. Se tenderá por parte del Ayuntamiento a que cada agente disponga de un equipo transmisor como dotación personal.

Artículo 100. De la homologación del material.

Todo el material, vehículos así como el armamento cumplirán las normas y características de homologación que pueda dictar en cada momento la Junta de Andalucía.

Volver al índice




TÍTULO V: SEGUNDA ACTIVIDAD.

Artículo 101. Naturaleza y Ámbito de Aplicación.

La segunda actividad es una situación administrativa especial de los funcionarios de la Policía Local del Excmo. Ayuntamiento de Granada, que tiene por objeto fundamental garantizar una adecuada aptitud psicofísica mientras permanezcan en activo, asegurando la eficacia del servicio.

La segunda actividad de los funcionarios pertenecientes a la Policía Local del Excmo. Ayuntamiento de Granada, se llevará a cabo en los términos y con las condiciones previstas en la Ley 13/2001, de 11 de Diciembre, de Coordinación de las Policías Locales, Decreto 135/2003, de 20 de Mayo y lo acordado en el presente Reglamento, así como los posibles Acuerdos que pudieran regular esta situación.

Artículo 102. Características.

1. En la situación de segunda actividad se permanecerá hasta el pase a la jubilación o a otra situación que no podrá ser la de servicio activo, salvo que el pase a la segunda actividad se haya producido como consecuencia de embarazo, o de pérdida de aptitudes psicofísicas y la misma haya desaparecido.

2. En la función de disponibilidad de personal y las necesidades orgánicas y funcionales de la organización policial, los funcionarios que pasen a la situación de segunda actividad podrán ocupar hasta alcanzar la jubilación, aquellos puestos de trabajo que se señalen en la correspondiente relación de puestos de trabajo del Excmo. Ayuntamiento de Granada. La adscripción a los puestos que se citan en el párrafo anterior se llevará a efecto en la forma y condiciones que se establezcan reglamentariamente.

3. Razones excepcionales. El Alcalde podrá requerir motivadamente, a Policías Locales en situación de segunda actividad para el cumplimiento de funciones operativas de Policía Local, por el tiempo mínimo necesario, cuando concurran razones excepcionales de seguridad ciudadana que, básicamente, contemplarán los aspectos siguientes:

a) Que sean imprevisibles y no periódicas.

b) Que sean de tal magnitud que no pueden resolverse por los medios policiales operativos ordinarios.

3.1. La designación de los funcionarios para la realización de dichos servicios comenzará por los que hayan pasado por razón de la edad, y en orden cronológicamente inverso al de su pase, empezando por los que se encuentren desarrollando sus actividades en el área de seguridad.

3.2. A los funcionarios que tengan que realizar los servicios enumerados en este artículo se les dotará de la uniformidad y de los medios necesarios para el desempeño de sus funciones.

4. En la situación de Segunda Actividad se ostentará la categoría que se poseía en el momento de producirse el pase a dicha situación. Así mismo, el pase a la situación de segunda actividad no supondrá disminución de las retribuciones básicas y complementarias, conservando todas las retribuciones que el funcionario tuviere en su puesto de origen, asignado mediante la oportuna provisión de Puestos de Trabajo.

5. La Corporación Municipal, aprobará anualmente en sus presupuestos convenientemente dotados los puestos que puedan ser ocupados en situación de Segunda Actividad, previniendo para ello el número de miembros del Cuerpo que en ese año puedan pasar a la misma.

Artículo 103. Causas y procedimiento para pasar a la situación de Segunda Actividad.

Las causas por las que se podrá pasar a situación de segunda actividad serán las siguientes:


a) El cumplimento de las edades que se determinan para la Escala en el Artículo 104 del presente Reglamento.

b) La insuficiencia de las aptitudes psicofísicas para el desempeño de la función policial, tal como prevé el artículo 105.

c) Por embarazo.

Artículo 104. Por razón de edad.

1) La iniciación del procedimiento por esta causa se iniciará de oficio y corresponderá al Ayuntamiento de Granada.

2) Las edades para el pase a la situación administrativa de segunda actividad, según la escala a que pertenezca su categoría profesional, serán las siguientes:

- Para la escala Técnica: 60 años.

- Para la Escala Ejecutiva: 57 años.

- Para la escala Básica: 55 años.

3) Comunicación al interesado. El Ayuntamiento comunicará al funcionario el pase a la situación administrativa de segunda actividad con la antelación suficiente, que en ningún caso será inferior a los tres meses anteriores al cumplimiento de la edad establecida en el artículo anterior, con el fin de que el interesado pueda solicitar, si lo estima conveniente, la prórroga en el servicio activo, sin que se produzca interrupción en este.

4) Los funcionarios que se presenten a pruebas de ascenso, no podrán solicitar el pase a la segunda actividad hasta que finalicen los procesos.

En caso de ascenso, deberán permanecer en la plaza obtenida un mínimo de dos años, antes de solicitar el pase a la situación de segunda actividad. En caso de cambio de Escala, deberá cumplirse el mismo requisito anterior, además del correspondiente a la edad establecida para dicha escala, antes de solicitar el pase a la situación de Segunda Actividad.

5) En la situación de segunda actividad, con excepción de la causa por embarazo, no se podrá participar en procedimientos de promoción o movilidad en los Cuerpos de Policía Local, salvo que en el momento de pasar a la misma se esté desarrollando alguno de estos procedimientos, en cuyo caso se deberá paralizar dicho pase hasta la finalización del proceso de promoción o movilidad.

6) Limitaciones al pase a la situación administrativa de segunda actividad.- El Alcalde, motivadamente, podrá limitar por cada año natural y categoría el número de funcionarios que puedan acceder a la situación de segunda actividad por razón de edad, prorrogando la permanencia en el servicio activo de quienes, en orden inverso al de la fecha en que cumplan la edad, excedan del cupo así fijado.

7) Prórroga del servicio activo.

a) El Alcalde podrá aplazar el pase a la situación de segunda actividad por sucesivos periodos de un año, cuando exista solicitud expresa del interesado y siempre que medie dictamen médico favorable, que se realizará de acuerdo con lo establecido en el presente Decreto.

El interesado presentará la solicitud para la prórroga en el servicio activo, como mínimo 75 días naturales, antes del cumplimiento de la edad del vencimiento del aplazamiento anual que tenga concedido.

b) El plazo máximo de resolución del procedimiento para la prórroga en el servicio activo y su notificación, será de un mes contado desde la fecha de presentación de la solicitud del interesado en el Registro General del Ayuntamiento, o por cualquier otro medio de los que establece el artículo 38 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Volver al índice


Artículo 105. Por disminución de las aptitudes psicofísicas para el desempeño de la función policial.

1) Características.

a) Pasarán a la situación de segunda actividad los funcionarios del Cuerpo de Policía Local de Granada, que antes de cumplir las edades determinadas en el artículo 104 del Presente Reglamento o una vez cumplidas, tengan disminuidas de forma apreciable las aptitudes físicas o psíquicas y sensoriales necesarias para el ejercicio de sus funciones, en los términos que se establezcan reglamentariamente, previa instrucción del oportuno procedimiento de oficio o solicitud del funcionario interesado, siempre que la intensidad de la referida disminución no sea causa de jubilación.

b) La duración de estas disminuciones ha de preverse permanente, o bien que sea posible que tales disminuciones desaparezcan dentro de los periodos previstos para la incapacidad temporal por la normativa vigente.

2) Pasarán igualmente a la situación de Segunda Actividad aquellos funcionarios que acrediten padecer una minusvalía igual o superior al 33 por ciento, siempre que dicha minusvalía se haya producido dentro de su vida profesional en el Cuerpo, de acuerdo con el presente Reglamento.

3) El procedimiento se iniciará de oficio, a instancia del Sr. Alcalde, Delegación o Jefatura del Cuerpo, o por solicitud del interesado, examinándose la situación por un Tribunal Médico creado al efecto.

4) El proceso de evaluación de la disminución será dictaminada de la siguiente forma:

a) Por los servicios médicos municipales o, en caso de no existir éstos, por facultativos designados por el municipio.

b) Si el interesado lo solicita se constituirá un Tribunal Médico que estará compuesto por facultativos del sistema Público de Andalucía, uno a propuesta del Servicio Andaluz de Salud, otro a propuesta del municipio y el tercero a propuesta del propio interesado.

En cualquier caso, los responsables del dictamen podrán solicitar asesoramiento no vinculante de especialistas o la realización de pruebas, exploraciones o reconocimientos que consideren necesarios para evaluar la aptitud psicofísica del funcionario.

5) Reconocimientos médicos:

a) Previo a la realización del dictamen correspondiente, en los supuestos contemplados en el artículo anterior, se practicará un reconocimiento médico.

b) El interesado será citado con la antelación suficiente y estará obligado a someterse al mismo.

c) Si el funcionario se encontrara impedido para acudir al reconocimiento deberá acreditar tal circunstancia mediante certificado médico oficial. A la vista del certificado los facultativos responsables del dictamen dispondrán lo necesario para que la persona sea examinada.

d) Si el funcionario no compareciera voluntariamente y no justificase suficientemente su incomparecencia se le reiterará por una sola vez la convocatoria. De no comparecer al segundo llamamiento ni justificar su ausencia, los facultativos emitirán dictamen en base a los documentos que obren en su poder, sin perjuicio de la responsabilidad exigible al funcionario.

6) Reconocimientos médicos periódicos:

Los facultativos podrán disponer la práctica de reconocimientos médicos periódicos, para la reevaluación de las aptitudes psicofísicas cuando las causas que originaron la disminución así lo aconsejen.

Esta circunstancia quedará reflejada en el dictamen, que fijará la fecha en la que se producirá el nuevo reconocimiento.

En este caso si se produjera el pase a la situación administrativa de segunda actividad, en la Resolución del Alcalde se determinará el carácter provisional de la misma, así como su revisión en función de los reconocimientos médicos que se practiquen.

Artículo 106. Cambio de situación.

Cualquier miembro del Cuerpo de la Policía Local de Granada que pase a la situación de Segunda Actividad por razones psicofísicas, bien de oficio, bien por petición propia podrá solicitar el reingreso al servicio activo cuando hayan desaparecido las causas que motivaron el pase a esta situación, previo informe y dictamen del Tribunal Médico contemplado en los apartados anteriores de este Artículo.

Artículo 107. Competencias para resolver (Dictamen)

1) La competencia para resolver el paso a la situación de Segunda Actividad corresponderá al Sr. Alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Granada tanto de oficio como a petición del interesado.

El dictamen médico emitido a la vista de toda la documentación que obre en el expediente, será elevado al Alcalde para que adopte la correspondiente resolución.

Dicho dictamen deberá contener los siguientes aspectos:

a) La existencia o no de disminución de aptitudes físicas, psíquicas o sensoriales.

b) Si la citada disminución de aptitudes se prevé, o no, con carácter permanente.

c) Si la insuficiencia en las aptitudes afecta o no a la función y actividades policiales desempeñadas por el funcionario.

d) La permanencia o no del pase a la segunda actividad.

2) En los casos previstos en los artículos 3,4,5 y 6 del presente Reglamento, el plazo para resolver será de tres meses, contados desde la presentación de la correspondiente solicitud por el interesado o desde el inicio de los primeros trámites cuando fuese de oficio.

3) La falta de resolución expresa en dicho plazo tendrá efectos estimatorios, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 43 y 44 de la Ley 30/1992 de 26 de Noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común.

4) La solicitud para pasar a la situación de Segunda Actividad podrán presentarla los interesados tres meses antes de llegar a la edad fijada en el artículo 4 del presente Reglamento.

5) Para la elaboración del dictamen contemplado en lo referente a la segunda actividad por disminución de las aptitudes psicofísicas o psíquicas, se estará a lo dispuesto en el anexo que figura en el Decreto 135/2003, de 20 de Mayo, de desarrollo de la segunda actividad para los Cuerpos de la Policía Local de Andalucía.

Artículo 108. Segunda Actividad por Embarazo.

1) Iniciación del procedimiento. El procedimiento se iniciará a instancia de la interesada.

2) Dictamen. El dictamen médico necesario para el pase a la segunda actividad por causa de embarazo, consistirá en un certificado médico oficial que acredite tal circunstancia.

3) Duración. La funcionaria embarazada permanecerá en la situación administrativa de segunda actividad hasta el momento en que termine el embarazo, a partir del cual pasará a la situación de servicio activo, sin perjuicio de la licencia o la incapacidad temporal que le corresponda.

4) Plazo de resolución. El plazo máximo de resolución del procedimiento para el pase a la segunda actividad por causa de embarazo será de diez días naturales contados desde la fecha de su iniciación.

Artículo 109. Formación y Capacitación.

Para facilitar la integración en los puestos de trabajo de segunda actividad, el Ayuntamiento propiciará la realización de cursos de formación administrativa y cuantos otros fueren necesarios, para que estos funcionarios puedan desarrollar su nueva actividad.

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010 se modifica el Artículo 110 quedando de la siguiente manera:

Artículo 110. Segunda Actividad sin Destino.

1) El pase a la situación de Segunda Actividad sin destino podrá producirse desde la situación de servicio activo o desde la situación de Segunda Actividad con destino, cuando se cumplan los requisitos que se establezcan reglamentariamente.

2) Cuando pase el funcionario, desde un puesto de servicio activo o situación de segunda Actividad con destino a otro puesto de segunda actividad sin destino,la plaza vacante será cubierta reglamentariamente y en su caso incorporado a la próxima oferta de empleo público.

3) Cualquier variación de las retribuciones indicadas asignadas al personal en activo, originará en las correspondientes al personal en situación de Segunda Actividad de la misma antigüedad y categoría las variaciones pertinentes para que en todo momento representen las cuantías señaladas en el apartado anterior.

Volver al índice


Artículo 111. Retribuciones con Destino.

El pase a la situación de Segunda Actividad con destino, conllevará las retribuciones básicas y complementarias que el funcionario tuviere en su último puesto de origen, asignado mediante la oportuna Provisión de Puestos de Trabajo.

Artículo 112. Trienios y otros Destinos.

El tiempo transcurrido en la situación de Segunda Actividad, con o sin destino, será computable a efectos de perfeccionamiento de trienios y los derechos reconocidos en el Acuerdo Marco para el personal funcionario del Excmo. Ayuntamiento de Granada.

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010 se modifica el Artículo 113 quedando de la siguiente manera:

Artículo 113. Jornadas y Sistemas de Provisión con Destinos.

1) Los puestos de Segunda Actividad se asignarán por riguroso orden de edad, por orden de solicitud y en caso de igualdad por concurso de méritos, rigiéndose dicho concurso por las bases establecidas en el Acuerdo Convenio, sobre Provisión de Puestos de Trabajo.

2) La Corporación Municipal, aprobará anualmente en sus presupuestos correspondientemente dotados, los puestos que puedan ser ocupados en esta situación previendo para ello el número de miembros del Cuerpo que en ese año puedan pasar a la misma.

3) Sin perjuicio de lo previsto en los apartados anteriores de este artículo, cuando existan puestos vacantes de Segunda Actividad, los interesados que soliciten podrán ocuparlos directamente.

4) Cuando por jubilación u otro motivo quedaran vacantes puestos de Segunda Actividad, estos podrán ser ocupados por movilidad dentro de la situación de Segunda Actividad, previa solicitud de los interesados y rigiéndose en su caso por lo prevenido en el apartado 1 de este artículo.

5) Los puestos de segunda actividad por razones de edad, dispondrán de una jornada laboral exenta de realizar noches y festivos, siendo preferentemente en jornadas de lunes a viernes en horarios de oficinas. Y los funcionarios que pasen a segunda actividad por pérdida de condiciones psicofísicas dispondrán de una jornada laboral acorde con el puesto y función que desarrolle, según el artículo 5 del Decreto 135/2003 de 20 de marzo.

6) Los Puestos de Segunda Actividad, en todos los casos, por su carácter no operativo se desempeñaran sin uniformidad y ni armamento.

Artículo 114. Régimen Disciplinario y de Incompatibilidad.

Los funcionarios del Cuerpo de la Policía Local de Granada, en situación de Segunda Actividad, con destino, estarán sujetos a idéntico Régimen Disciplinario y de Incompatibilidades que en servicio activo, salvo que desempeñen puestos en un servicio distinto al de Policía Local, en cuyo caso estarán sometidos al régimen general disciplinario y de incompatibilidades de los funcionarios públicos.

Los que estén en la segunda actividad sin destino estarán sometidos al régimen general disciplinario aplicable al resto de los funcionarios de la Administración Local.

Artículo 115. Puestos de Segunda Actividad con Destino.

El número de puestos en situación de Segunda Actividad con destino dentro del Cuerpo de la Policía Local de Granada, deben de contemplarse en la Relación de Puestos de Trabajo actual, así mismo se deberá de tener en cuenta para el futuro lo establecido en el apartado 2 del Artículo 113 del presente Reglamento sobre su actualización anual.

Artículo 116. Situaciones.

Las situaciones de segunda actividad podrán ser: con destino o sin destino.

a) La segunda actividad con destino se desarrollará en un puesto de trabajo adecuado a la categoría correspondiente, determinado por el Ayuntamiento, preferentemente en el Área de Seguridad o voluntariamente en otra Área, y conllevará la percepción de la totalidad de las retribuciones básicas y complementarias de su último puesto de trabajo.

b) El Ayuntamiento fijará, antes del 31 de Diciembre de cada año, el número máximo de funcionarios del Cuerpo de Policía Local, por categorías, que se autoriza pasen a la situación de segunda actividad sin destino durante el año siguiente, contemplándose en dicha resolución el plazo de presentación de solicitudes, que se resolverá teniendo en cuenta la antigüedad, edad de los peticionarios y, en su caso, prioridad en la solicitud. Los que no puedan acceder a la segunda actividad sin destino, quedarán situados en un orden preferente para años sucesivos. En esta situación se percibirá las retribuciones que correspondan a la categoría y antigüedad que se posean restando un 15 por ciento de la totalidad del complemento específico.

c) Los funcionarios que pasen a la segunda actividad sin destino causarán vacante en la plantilla.

Artículo 117. De los Derechos.

1) En la situación de segunda actividad se ostentará la categoría que se poseía en el momento de producirse el pase a dicha situación.

2) El pase a la situación de segunda actividad con destino irá acompañado de la realización de los cursos de formación necesarios para la adaptación al nuevo puesto de trabajo.

3) En todo caso, los destinos se corresponderán, como mínimo, con la categoría profesional, grupo de titulación y el nivel que tenga el funcionario en el momento de su pase a la segunda actividad.

Artículo 118. De la Participación Sindical.

1) Las Secciones Sindicales con representación en el Ayuntamiento de Granada, serán informadas y tendrán participación, en todos los procesos y solicitudes de pase a la situación de Segunda Actividad.

2) En todo lo relativo al desarrollo, modificación, fijación de puestos, incrementos o disminución de estos, será necesaria la previa negociación con dichas Secciones Sindicales, de conformidad con lo previsto en la Ley 9/1987 de 12 de Julio, modificada por la Ley 18/1994 de 30 de Junio y lo establecido en el Acuerdo Marco del Ayuntamiento de Granada para con su Personal Funcionario.

Volver al índice




TÍTULO VI: DE LA FORMACIÓN.

Artículo 119.

1. La formación profesional y perfeccionamiento de la Policía Local de Granada, estará a cargo de la Escuela de Policía del Ayuntamiento de Granada y del Área de Formación del Ayuntamiento de Granada.

2. Los cursos básicos de ingreso, de promoción y formación continua u otro carácter se impartirán en la Escuela de Policía Local de Granada.

3. La Escuela de la Policía Local de Granada se regirá por sus propios estatutos y su funcionamiento se fijará en un Reglamento de Régimen Interior.

4. La dirección de la Escuela de Policía Local será asumida por Segundo Superintendente Jefe del Cuerpo, en caso de vacante asumirá este el Intendente Mayor designado por la Alcaldía.

5. Se establecerán los cursos de actualización, reciclaje y especialización de acuerdo al Plan de Formación de la Academia, que se consideren necesarios, en horario de trabajo y con carácter obligatorio. Igualmente, se impartirán cursos fuera del horario laboral y para aquellos miembros que lo soliciten, teniendo en cuenta que la formación profesional se configura como un deber y un derecho del funcionario.

6. Se reconoce el derecho a una bolsa de horas dedicado a la formación cuya aplicación y desarrollo se especificara mediante acuerdo reglamentario.

7. Si por necesidad de organización de cursos de formación obligatoria, éste se debe realizar fuera del horario de trabajo, se compensará en la forma prevista en el Acuerdo/Convenio de Funcionarios.

8. La Escuela de Policía del Excelentísimo Ayuntamiento fijará los objetivos de formación policial, los programas de formación y los niveles de dicha formación, adecuándose en todos los casos, a las necesidades formativas propuestas por la Jefatura del Cuerpo.

9. La Escuela de Policía dirigirá y controlará la formación y funcionamiento de una biblioteca así como de una Aula Informática.

Volver al índice




TÍTULO VII: DEL RÉGIMEN DISCIPLINARIO.

CAPÍTULO I. DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 120. Legislación aplicable.

El régimen disciplinario de los funcionarios de la Policía Local de Granada, se regulará por lo establecido en la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de Marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en el R. D. 884/89 de 14 de Julio por el que se aprueba el Reglamento de Régimen Disciplinario de C.N. de Policía y por las normas del presente Reglamento o las legales vigentes en cada momento.

Artículo 121. Funcionarios en prácticas.

Los funcionarios en prácticas estarán sometidos a las normas de régimen disciplinario establecidas en el Reglamento de Régimen Interno de la Escuela de Policía de Granada o centro de formación policial correspondiente y, con carácter supletorio, a las normas legales que le sean de aplicación.

Artículo 122. Deber de comunicar determinadas faltas.

De conformidad con lo establecido en el art. 28.3 de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de Marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, los funcionarios de la Policía Local de Granada, tendrán la obligación de comunicar por escrito los hechos que consideren constitutivos de faltas muy graves y graves tipificadas en el presente Reglamento de las que tengan conocimiento, a su superior jerárquico.


CAPÍTULO II: FALTAS DISCIPLINARIAS.

Artículo 123. Clases de faltas.

Las faltas disciplinarias en que puedan incurrir los miembros de la Policía Local de Granada podrán ser muy graves, graves o leves.

Artículo 124. Faltas muy graves.

Son faltas muy graves:

a) El incumplimiento del deber de fidelidad a la Constitución en el ejercicio de las funciones.

b) Cualquier conducta constitutiva de delito doloso.

c) El abuso de sus atribuciones y la práctica de tratos inhumanos, degradantes, discriminatorios y vejatorios a las personas que se encuentren bajo su custodia.

d) La insubordinación individual o colectiva respecto alas autoridades o mandos de que dependan, así como la desobediencia a las legítimas instrucciones dadas por aquellos.

e) La no prestación de auxilio con urgencia, en aquellos hechos o circunstancias graves, en que sea obligada su actuación.

f) El abandono del servicio.

g) La violación del secreto profesional y la falta del debido sigilo respecto a los asuntos que conozcan por razón de su cargo, que perjudique el desarrollo de la labor policial o a cualquier persona.

h) El ejercicio de actividades públicas o privadas incompatibles con el desempeño de sus funciones.

i) La participación en huelga, en acciones sustitutivas de las mismas o en actuaciones concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios.

j) Haber sido sancionado por la comisión de tres o más faltas graves en el período de un año.

k) La falta de colaboración manifiesta con los demás miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

l) Embriagarse o consumir drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas durante el servicio o con habitualidad.

m) Cualquier otra conducta no enumerada en los puntos anteriores y tipificados como falta muy grave en la legislación general de los funcionarios.

Artículo 125. Faltas graves.

Son faltas graves:

a) La grave desconsideración con los superiores, compañeros, subordinados o administrados, en especial las ofensas verbales o físicas.

b) Las manifestaciones públicas de crítica o disconformidad respecto a las decisiones de los superiores.

c) La negativa a realizar servicios en los casos en que lo ordenen expresamente los superiores jerárquicos o responsables del servicio, por imponerlo necesidades de urgente e inaplazable cumplimiento, siempre que posteriormente se hubiesen ejecutado, salvo que las órdenes sean manifiestamente ilegales.

d) La omisión de la obligación de dar cuenta a la superioridad de todo asunto de importancia que requiera su conocimiento o decisión urgente.

e) La dejación de facultades o la infracción de deberes u obligaciones inherentes al cargo o función, cuando se produzcan de forma manifiesta.

f) No mantener el Jefe superior la debida disciplina o tolerar el abuso o extralimitación en el personal subordinado.

g) El atentado grave a la dignidad de los funcionarios o de la Administración.

h) La falta de presentación o puesta a disposición inmediata de la dependencia de destino o en la más próxima, en los casos de declaración de los estados de alarma, excepción o sitio o, cuando así se disponga, en caso de grave alteración de la seguridad ciudadana.

i) La tercera falta injustificada de asistencia al servicio en un período de tres meses cuando las dos anteriores hubieran sido objeto de sanción por falta leve.

j) No prestar servicio, alegando supuesta enfermedad o simulando mayor gravedad de ésta.

k) La falta de rendimiento que afecte al normal funcionamiento de los servicios y no constituya falta muy grave de abandono del servicio.

l) La emisión de informes sobre asuntos de servicio que, sin faltar abiertamente a la verdad, desnaturalicen la misma, valiéndose de términos ambiguos, confusos o tendenciosos, o la alteren mediante inexactitudes, siempre que el hecho no constituya delito o falta muy grave.

m) La intervención en un procedimiento administrativo cuando concurran algunas de las causas legales de abstención.

n) No ir provisto en los actos de servicio del uniforme reglamentario, cuando su uso sea preceptivo, o de los distintivos.

o) Exhibir los distintivos de identificación o el arma reglamentaria sin causa justificada, así como utilizar el arma en acto de servicio o fuera de él infringiendo las normas establecidas.

p) Asistir de uniforme o haciendo uso de ostentación de los distintivos de identificación a cualquier manifestación o reunión pública, salvo que se trate de actos de servicio o actos oficiales en los que la asistencia de uniforme esté indicada.

q) Causar, por negligencia inexcusable, daños graves en la conservación de locales, material o documentos relacionados con el servicio, o dar lugar a extravío, pérdida o sustracción de éstos por la misma causa.

r) Impedir, limitar u obstaculizar a los subordinados el ejercicio de los derechos que tengan reconocidos, siempre que no constituyan falta muy grave.

s) Embriagarse fuera del servicio, cuando afecte a la imagen de la Policía o de la función pública o consumir drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

t) Los actos y omisiones negligentes o deliberadas que causen grave daño a la labor policial, o la negativa injustificada a prestar la colaboración solicitada, con ocasión de un servicio siempre que no constituya falta muy grave.

u) Solicitar y obtener cambios de destino mediante cualquier recompensa, ánimo de lucro o falseando las condiciones que lo regulan.

v) La realización de actos o declaraciones que vulneren los límites del derecho de acción sindical señalados en el artículo 19 de la Ley Orgánica 2/86, de 13 de Marzo.

w) Promover o asistir a encierros en locales municipales u ocuparlos sin autorización.

x) La ausencia, aún momentánea, de un servicio de seguridad, siempre que no constituya falta muy grave.

Artículo 126. Faltas leves.

Son faltas leves:

a) El retraso o negligencia en el cumplimiento de las funciones o falta de interés en la instrucción o preparación personal para desempeñarlas,

b) La incorrección con los administrados o con otros miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, siempre que no merezcan una calificación más grave.

c) La inasistencia al servicio que no constituya falta de mayor gravedad y el incumplimiento de la jornada de trabajo, así como las faltas repetidas de puntualidad.

d) El mal uso o el descuido en la conservación de los locales, material o demás elementos de los servicios, así como el incumplimiento de las normas dadas en esta materia.

e) Prescindir del conducto reglamentario para formular cualquier solicitud, reclamación o queja en las relaciones de servicio.

f) El descuido en el aseo personal y el incumplimiento de las normas de uniformidad, siempre que no constituya falta de mayor gravedad.

g) La ausencia de cualquier servicio, cuando o merezca la calificación más grave.

h) La omisión intencionada de saludo a un superior, no devolverlo éste o infringir de otro modo las normas que lo regulan.

i) Cualquier clase de juego que se lleve a cabo en las dependencias policiales, siempre que perjudique la prestación del servicio o menoscabe la imagen policial.

j) Las acciones u omisiones tipificadas como faltas graves y que, de acuerdo con los criterios que se establecen en el artículo 131 merezca la calificación de falta leve.

Volver al índice



CAPÍTULO III: PERSONAS RESPONSABLES.

Artículo 127. Período de responsabilidad disciplinaria.

Los funcionarios del Cuerpo de la Policía Local de Granada podrán incurrir en responsabilidad disciplinaria por las faltas anteriormente tipificadas, desde el momento de la toma de posesión hasta el de la jubilación o la pérdida de la condición de funcionario.

Artículo 128. Responsabilidad por autoría, negligencia o encubrimiento.

De acuerdo con lo dispuesto en el art. 27.5 de la L.O. 2/1986, de 13 de Marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, incurrirán en la misma responsabilidad que los autores de una falta, los que induzcan a su comisión y los mandos que la toleren.

Asimismo, incurrirán en falta de inferior grado los que encubrieran la comisión de una falta.

Artículo 129. Responsabilidad en situaciones distintas a la de servicio activo.

1. Los funcionarios que se encuentren en situación distinta a la de servicio activo, salvo los que se encuentren en excedencia voluntaria por interés particular, incurrirán en responsabilidad por las faltas previstas en este Reglamento que puedan cometer dentro de sus peculiares situaciones administrativas, siempre que los hechos en que consistan no hayan sido objeto de sanción por aplicación de otro régimen disciplinario.

2. De no ser posible el cumplimiento de la sanción en el momento en que se dicte la resolución, por hallarse el funcionario en situación administrativa que lo impida, ésta se hará efectiva cuando su cambio de situación lo permita, salvo que haya transcurrido el plazo de prescripción.

Volver al índice



CAPÍTULO IV: SANCIONES DISCIPLINARIAS.

Artículo 130. Clases de sanciones.

De acuerdo con lo dispuesto en el art. 28.1 de la L.O. 2/1986, de 13 de Marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, por razón de las faltas a que se refiere este Reglamento podrán imponerse a los funcionarios de Cuerpo de la Policía Local de Granada las siguientes sanciones:

Por faltas muy graves:

a) Separación de servicio.

b) Suspensión de funciones de tres a seis años.

Por faltas graves:

a) Suspensión de funciones por menos de tres años.

b) Pérdida de cinco a veinte días de remuneración y suspensión de funciones por igual período.

Por faltas leves:

a) Pérdida de uno a cuatro días de remuneración y suspensión de funciones por igual período.

b) Apercibimiento.

Artículo 131. Criterios de graduación.

La Administración determinará la sanción adecuada así como su graduación entre las que se establecen en el artículo anterior para cada tipo de faltas, las cuales se sancionarán con arreglo a los siguientes criterios:

a) Intencionalidad.

b) La perturbación que puedan producir en el normal funcionamiento de la Administración y de los servicios policiales.

c) Los daños y perjuicios o la falta de consideración que puedan implicar para los ciudadanos y los subordinados.

d) El quebrantamiento que pueda suponer de los principios de disciplina y jerarquía propios del Cuerpo.

e) Reincidencia. Existe cuando, al cometer la falta, el funcionario hubiese sido sancionado ejecutoriamente por otra falta de disciplina de mayor gravedad o por dos faltas de gravedad igual o inferior.

f) En general, su trascendencia para la seguridad ciudadana.

Volver al índice



CAPÍTULO V: TRAMITACIÓN DE PROCEDIMIENTO SANCIONADOR. EXTINCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA.

Artículo 132. Legislación aplicable.

Para la tramitación de los expedientes disciplinarios y en lo relacionado con la extinción de la responsabilidad, se estará a lo dispuesto en la L.O. de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y en el Capítulo V del Título II del Real Decreto 884/1989, de 14 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento de Régimen Disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía, teniendo en cuenta las adaptaciones a la organización de la Administración Municipal previstas en los artículos siguientes.

Artículo 133. Expediente a representantes sindicales.

1. Cuando se incoe un expediente disciplinario a un funcionario policial que ostente la condición de delegado sindical, delegado de personal o cargo electivo provincial, autonómico o estatal en las Organizaciones Sindicales más representativas, deberá notificarse dicha incoación a la Junta de Personal, a fin de que puedan ser oídos durante la tramitación del procedimiento, igualmente se notificarán a dicha Junta los expedientes disciplinarios instruidos a miembros del Cuerpo de Policía Local muy graves, según Convenio

2. Dicha notificación deberá, asimismo, realizarse cuando la incoación del expediente se practique dentro del año siguiente al cese del inculpado en alguna de las condiciones enumeradas en el número anterior. También deberá efectuarse si el inculpado es candidato durante el período electoral.

3. A los efectos previstos en el párrafo primero de este artículo, las organizaciones sindicales deberán comunicar en el mes de Enero de cada año, de forma fehaciente, al Concejal Delegado de Policía la relación de sus representantes, así como las variaciones posteriores en el plazo de quince días a contar desde la fecha en que se produzcan, con indicación del cargo sindical que ostentan.

Artículo 134. Competencia para incoar.

1. El Alcalde, es el competente para incoar el procedimiento disciplinario a los miembros de la Policía Local, para acordar la práctica de informaciones reservadas, para adoptar las medidas provisionales que estime oportunas, para reducir a la mitad los plazos de tramitación del expediente y para acordar preventivamente la suspensión provisional de los policías, todo ello en los términos y con los efectos señalados en las normas legales establecidas.

2. Con el fin de hacer mas objetiva la instrucción de los expedientes disciplinarios a los miembros del Cuerpo, debido a la especial gravedad de las posibles sanciones a imponer, y siempre que de forma expresa así lo soliciten los presuntos inculpados, se tendrá en cuenta la posibilidad establecida, de que el nombramiento de Instructor recaiga sobre un funcionario no perteneciente al Cuerpo, como se recoge en el articulo 2202 del R/D 884/1989, de 14 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento Disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía, de aplicación al colectivo de Policía Local de Granada

Artículo 135. Competencia para imponer sanciones.

De conformidad con lo establecido en el Art. 21.h) de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local de fecha 2 de Abril de 1.985, es órgano competente para la imposición de sanción disciplinaria el Excmo. Sr. Alcalde, sin perjuicio de que pueda delegar el ejercicio de tal atribución conforme a lo prevenido en el Reglamento de Régimen Jurídico, Organización y Funcionamiento de la Administración Local aprobado por Real Decreto de fecha 28 de Noviembre de 1.986, así como Texto Refundido de Disposiciones vigentes en materia de Régimen Local aprobado por Real Decreto Legislativo de fecha 18 de Abril de 1.986.

Artículo 136. Suspensión de funciones.

La suspensión de funciones, ya sea como sanción, ya sea como medida preventiva, además de la privación temporal del ejercicio de las funciones conlleva la retirada temporal del arma y las credenciales reglamentarias, así como la prohibición del uso del uniforme

Art.137. Extinción de la Responsabilidad Disciplinaria.

La responsabilidad disciplinaria se extingue con el cumplimiento de la sanción, muerte de la persona responsable, prescripción de la falta o de la sanción, indulto y amnistía. De conformidad con lo establecido en el Art. 27.2 de la Ley Orgánica de 2/1.986 de 13 Marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, las faltas muy graves prescribirán a los seis años, las faltas graves a los dos años y las leves al mes. El plazo de prescripción comenzará a contarse desde que la falta se hubiere cometido. La prescripción se interrumpirá por la iniciación del procedimiento, a cuyo efecto la Resolución por la que se acuerde su incoación deberá ser debidamente registrada y comunicada al inculpado o publicada siempre que éste no fuere hallado, volviendo a correr el plazo si el procedimiento permaneciese paralizado durante más de seis meses por causa no imputable al interesado.

De acuerdo con lo dispuesto en el Art. 28.1 de la Ley Orgánica 2/1.986 de 13 Marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, las sanciones impuestas por faltas muy graves prescribirán a los seis años; las impuestas por faltas graves, a los dos años, y las impuestas por faltas leves al mes. El plazo de prescripción comenzará a contarse desde el día siguiente aquel en que adquiera firmeza la Resolución por la que se impone la sanción o desde que se quebrantase su cumplimiento, si hubiera comenzado.

La amplitud y efecto de lo indultos de sanciones disciplinarias se determinarán con arreglo a las disposiciones que los concedan.

Art. 138. Procedimiento Penal.

1. La iniciación del procedimiento penal contra los funcionarios de la Policía Local no impedirá la incoación y tramitación de expediente disciplinario por los mismos hechos. No obstante, la resolución definitiva del expediente sólo podrá producirse cuando la Sentencia recaída en el ámbito penal sea firme y la declaración de hechos probados vinculará a la Administración Municipal. Asimismo, cuando los hechos que sirven de base a la acusación del Ministerio Público y constitutivos de delitos señalados en el Art. 23 del Real Decreto 33/1.986 de 10 Enero, se seguirá el procedimiento establecido en el citado precepto. Las medidas cautelares que puedan adoptarse en estos supuestos podrán prolongarse hasta que recaiga resolución definitiva en el procedimiento judicial, salvo en cuanto a la suspensión del sueldo, en que estará a lo dispuesto en la normativa general sobre la Función Pública.

2. Iniciado un procedimiento penal o disciplinario se podrá acordar la suspensión provisional de funciones por la Alcaldía. La situación de suspensión provisional se regirá por lo dispuesto por el Reglamento de Régimen Disciplinario de la Administración Civil del Estado.

Art. 139. Anotación, Cancelación y Anulación.

1. Las sanciones disciplinarias se anotarán en los respectivos expedientes personales con indicación de las faltas que la motivaron.

2. Transcurridos dos o seis años desde el cumplimiento de la sanción, según se trate de faltas graves o muy graves no sancionados con la separación del servicio, podrá acordarse la cancelación de aquellas anotaciones a instancia del interesado que acredite buena conducta desde que se le impuso la sanción. La cancelación a petición del interesado a partir de los seis meses de la fecha de su cumplimiento.

3. La cancelación producirá el efecto de anular la anotación, sin que pueda certificarse de ella salvo cuando lo soliciten las autoridades competentes y a los exclusivos efectos de su expediente personal.

Volver al índice




TÍTULO VIII: CONDECORACIONES Y RECOMPENSAS.

Artículo 140. Clases de felicitaciones

Las recompensas y felicitaciones a que pueden hacerse acreedores los componentes del Cuerpo de la Policía Local de Granada son las siguientes:

A. Se recompensará con la medalla de la Policía Local de Granada, categoría oro, haciéndolo constar en su expediente personal, aquellos componentes de la Policía Local que realicen algún acto heroico y generoso, con peligro grave de su integridad física o incluso de su vida, así como por los méritos contraídos a lo largo de un periodo de tiempo nunca inferior a 25 años.

B. Se recompensará con la medalla de la Policía Local de Granada categoría plata, haciéndolo constar en su expediente personal, aquellos componentes de la Policía Local que se distingan por sus virtudes profesionales y humanas, durante un periodo de tiempo nunca inferior a 15 años.

* Los premios establecidos en los apartados A y B los concederá el Alcalde-Presidente a propuesta de la Jefatura de Policía Local, debiendo ser conocidos y ratificados por el Pleno de la Corporación, por mayoría simple.

C. Se recompensará con felicitación plenaria, haciéndolo constar en su expediente personal, aquellos componentes de la Policía Local que, durante la prestación del servicio o fuera de él se distingan en la realización de intervenciones difíciles, arriesgadas o que enaltezcan la imagen de la Policía Local.

* Esta felicitación las concederá el Alcalde Presidente a propuesta de la Jefatura de Policía Local, debiendo ser conocido y ratificado por el Pleno de la Corporación, por mayoría simple.

D. Se recompensará con felicitación pública individual, mediante Orden de Régimen Interno, haciéndolo constar en su expediente personal, a aquellos componentes de la Policía Local que, durante la prestación del servicio se distingan por su buen hacer profesional, los que elaboren ponencias y publicaciones, en función del valor específico e interés policial de las mismas. Se incluirán también aquellos servicios e intervenciones de especial relevancia que no lleguen a encuadrarse en el apartado C.

E. Se recompensará con felicitación pública colectiva, mediante Orden de Régimen Interno, haciéndolo constar en su expediente personal, a aquellos grupos, secciones o unidades que se encuadren en lo estipulado en el apartado D.

Las felicitaciones de los apartados D y E las concederá el Jefe del Cuerpo de la Policía, a propuesta de la Jefatura del Cuerpo.

Artículo 141. Junta Consultora para el estudio de felicitaciones.

1. Para el estudio y aprobación de las propuestas de felicitaciones, como trámite previo para su elevación definitiva, se nombrará una Junta de Mandos y representantes de los trabajadores, que estará compuesta por los siguientes:

A. Presidente: Jefe del Cuerpo.
B. Vocales permanentes: Superintendente, Intendente Mayor, Intendente.
C. Vocales variables: Los Jefes de las secciones donde esté encuadrado el interesado.
D. Representación sindical: uno a propuesta de la Junta de Personal.

2. Esta Junta una vez estudiada individualmente cada propuesta, levantará un acta, aprobando la elevación de la misma a la Concejalía en aquellos casos que se estime por esta que existen motivos y razones suficientes que hacen merecedor de la felicitación al propuesto, o denegándola en aquellos otros casos, en que se estime que no procede.

3. Actuará como Secretario de la Junta el Intendente que será quien confeccione el acta, siendo firmada por los representantes que componen la misma.

4. Los acuerdos de elevación de propuesta de recompensa o denegación se realizarán por el Presidente, una vez oídos a los miembros de la Junta Consultora..

Artículo 142. Calendario de fechas para las propuestas.

1. Todas las recompensas correspondientes a los apartados en que entiende la Junta, si son, aprobadas por la Junta de Gobierno o por la Alcaldía -Presidencia y ratificada por el Pleno, serán impuestas a los interesados en un acto solemne que se lleva a cabo todos los años, el día en que se conmemore el Patrón del Cuerpo, los Santos Ángeles Custodios.

2. Para disponer del suficiente tiempo que permita el estudio de cada caso por parte de los mandos y su posterior elevación a la Concejalía, se hace necesario fijar una fecha limite para la recepción de las propuestas que procedan en la Jefatura del Cuerpo, para lo cual se marcan los siguientes:

2.1 Antes del día 1 de Junio de cada año deben haber tenido entrada en la Jefatura del Cuerpo las propuestas correspondientes a los tres apartados de referencias (A, B y C ), de aquellos hechos que correspondan a fechas anteriores a la indicada.

2.2 La Jefatura de la Policía deberá elevar todas las propuestas positivas, para su resolución definitiva, antes del día 1 de Septiembre de cada año.

2.3 Aquellas acciones meritorias que se quieran proponer y que ocurran después del citado día 1 de Junio de cada año, deberán ser propuestas para el Patrón del año siguiente.

2.4 No obstante lo contemplado en el punto anterior, si el hecho meritorio constituye un acto excepcional o heroico que por su contenido ejemplar aconseje una rápida solución de la recompensa, puede ser tramitado a la Jefatura, aunque se haya producido después de la fecha tope señalada en el 1.2.1 no fijándose fecha limitatoria para estos casos excepcionales que no sea la del Patrón del Cuerpo de cada año, ya que si es posterior, lógicamente pasaría a un trámite normal, para el año siguiente.

2.5 Respecto a las propuestas para felicitación y publicación del hecho en una orden interna del Cuerpo, no se fija ninguna fecha de envío y por lo tanto serán remitidas a la Jefatura cuando se produzca el suceso, con la remisión del parte correspondiente.

Artículo 143. Controles que deben ejecutar las secciones que efectúen las propuestas y documentos que deberán remitir con la misma.

1. Esta clase de recompensas, dada la repercusión favorable que puede tener en la vida policial del individuo, además de la distinción y prestigio que para la persona afectada supone, exigen que el hecho o la línea de conducta que se propone recompensar, esté total y fehacientemente contrastado, por lo cual es necesario que por el mando proponente se tomen las medidas probatorias en todos aquellos actos y conductas que no haya sido presenciados directamente por él e incluso en aquellos en que siendo así, es necesario aportar testimonios de otros componentes del Cuerpo o personas presentes, con el fin de evitar apreciaciones subjetivas que pudieran desvirtuar el espíritu de la recompensa.

Por todo ello se dispone lo siguiente:

FELICITACIÓN PLENARIA: Exigirá la aportación de los siguientes documentos:

A. Informe propuesta del mando en el cual quede reseñada la acción llevada a cabo, de forma clara y pormenorizada con una exposición de los hechos, resaltando los que, a juicio del mando informante sobresalgan y hagan merecedor de la recompensa

B. Comparecencia de los mandos o acompañantes del Cuerpo que hayan presenciado la acción, siempre que lógicamente no estén ellos también propuestos para la misma. En el caso de que en la acción policial y meritoria haya estado involucrada alguna persona ajena al Cuerpo cuyo testimonio pudiese ser de interés, también será acompañada comparecencia con el testimonio de dicha persona.


MEDALLA DE POLICÍA LOCAL CON CATEGORÍA DE PLATA: Exigirá la aportación de los siguientes documentos:

A. Informe y propuesta del mando en el que figuren las virtudes profesionales y humanas del propuesto, así como los hechos meritorios que éste tenga.


1) Esta clase de recompensa que pretende premiar una línea de comportamiento profesional, eficaz, honesto y de sacrificio en el cumplimiento del deber y no casos aislados de relieve, exige que el interesado lleve un periodo de servicio activo lo suficientemente amplio que permita demostrar que sus virtudes profesionales y humanas son una constante de su vida profesional y no, consecuencia de actitudes ocasionales.

2) En base, a lo expuesto, sólo podrán ser propuestos para esta clase de recompensa aquellos componentes que lleven como mínimo 15 años de servicio ininterrumpidos.

3) El interesado no debe tener ninguna sanción en su expediente, o tener canceladas las que hubiese sufrido.

B. Comparecencias o informes de los mandos superiores anteriores, siempre que sea posible, bajo cuyas ordenes haya prestado servicio el interesado, en los cuales éstos testimonian su comportamiento y línea de conducta en los periodos en que estuvo bajo sus ordenes así como su criterio positivo o negativo sobre la concesión de la recompensa. Comparecencia de los mandos de la Escala Ejecutiva o Técnica en la cual se testimonie igualmente el comportamiento del interesado y su criterio sobre la concesión o no de la recompensa.

MEDALLA DE LA POLICÍA LOCAL CON CATEGORÍA DE ORO

Esta recompensa, al poder ser otorgada por dos conceptos distintos (por acto heroico o generoso con peligro de su vida, o bien por méritos contraído a lo largo de un periodo de tiempo determinado) exige la aportación de documentos distintos, según la propuesta sea por una u otra causa .

1. POR ACTO HEROICO Y GENEROSO CON PELIGRO DE SU VIDA

A. Informe-propuesta del mando en el que, de forma precisa y detallada, se narre el hecho, circunstancias, testigos, etc. En el informe indicado el mando proponente hará mención expresa de los puntos o circunstancias excepcionales en que, a su juicio, se fundamente que la acción contiene el concepto de heroicidad o generosidad con peligro de su vida u que justifique la propuesta.

B. Testimonios por escrito de testigos que hayan presenciado el acto, bien sean componentes del Cuerpo o personas ajenas a él.

C. En estas acciones heroicas no se tendrá en cuenta la línea de conducta habitual del interesada, (aunque naturalmente en el informe propuesta del apartado a) se hará constar dicho extremo), puesto que lo que se recompensa es la acción heroica aislada con peligro de su vida.

2. POR MÉRITOS CONTRAÍDOS A LO LARGO DE UN PERIODO DE TIEMPO DETERMINADO.

A. Informe-propuesta del mando con exposición detallada de los hechos meritorios que el interesado haya ido contrayendo y en los cuales se fundamente el mando para proponer la recompensa.

- Las condiciones mínimas que los interesados deben reunir para esta clase de recompensas son las siguientes:

- Un periodo mínimo de tiempo en servicio activo interrumpido, no inferior a 25 años.

- Tener cinco felicitaciones por orden interna del Cuerpo o dos menciones honoríficas.

- No haber sido sancionado nunca por hechos antirreglamentarios, calificados como graves o muy graves, ni tener falta desfavorable en su expediente que no esté debidamente cancelada.

B. En estas propuestas no es necesario aportar ningún documento que no sea el informe-propuesta del mando, acompañado de la relación cronológica de las fechas y órdenes en que ha sido felicitado o le fueron concedidas las menciones honoríficas.

Artículo 144. Baremo para concurso o concurso de mérito.

1. A tales efectos se fija, en teniendo en cuenta la Orden de la Consejería de Gobernación de fecha 14 de noviembre 2.000 (B.O.J.A. 144/00), la siguiente valoración:

- Mención honorífica felicitación plenaria: 0'25 puntos

- Medalla de la Policía Local de Granada:

1. Categoría de plata: 1 punto.

2. Categoría de oro: 2 puntos.

2. Las felicitaciones previstas en los apartados D y E, se compensarán en el Reglamento de adscripción a los puestos de trabajo con la puntuación que reglamentariamente se determine.

Volver al índice




DISPOSICIONES ADICIONALES

PRIMERA:

Se autoriza al Jefe de la Policía Local de Granada a redactar la Norma de Uniformidad y Reglamento de la Escuela de Policía Local, así como dictar las instrucciones y circulares precisas para la aplicación y debida ejecución de lo establecido en este Reglamento, que deberá ser aprobada por la Alcaldía.

SEGUNDA:

Para la elaboración del dictamen contemplado en lo referente a la segunda actividad por disminución de las aptitudes psicofísicas o psíquicas, se estará a lo dispuesto en el Anexo que figura en el Decreto 135/2003, de 20 de Mayo, de desarrollo de la segunda actividad para los Cuerpos de la Policía Local de Andalucía.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

Hasta que entren en vigor el Reglamento de la Escuela de Policía Local, se aplicarán como reglamento de la misma el Capitulo VI, Artículos del 61 al 95, ambos inclusive.



DISPOSICIÓN DEROGATORIA:

A la publicación del presente Reglamento quedará derogado el Reglamento Interno para el Cuerpo de la Policía Local de Granada, del 24 de Mayo de 1990, así como las instrucciones, normativas, órdenes, circulares y demás disposiciones, de igual o inferior rango, que se opongan a lo preceptuado en el presente Reglamento


DISPOSICIONES FINALES

PRIMERA:

En lo previsto en este Reglamento regirá la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpo de Seguridad de 13 de Marzo de 1.986, la ley de Coordinación de Policías Locales de Andalucía, en el resto de la normativa autonómica, la normativa de Régimen Local y las demás disposiciones que resultaren de su aplicación.

SEGUNDA:

A la entrada la entrada en vigor de este Reglamento se constituirá un órgano de interpretación, vigilancia y cumplimiento del mismo.

Este Órgano estará integrado por un representante de cada una de las Secciones Sindicales legalmente constituidas y con representación en Policía Local y los miembros de la Corporación que ella designe.

Dicho Órgano, se reunirá bien a propuesta de la Corporación o bien de al menos dos de las Secciones Sindicales antes citadas.

TERCERO:

Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada publicada en el B.O.P. nº 5, Granada, 9 de enero de 2007 la disposición final tercera queda redactada de la siguiente manera:

El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Granada.

Volver al índice


Según la corrección de errores presentada en el Reglamento de la Policía Local de Granada, publicado en el B.O.P. nº 14, Granada, viernes 22 de enero de 2010 se modifica el Anexo I quedando de la siguiente manera:

ANEXO I. CUADRANTE DE BAREMACIÓN DE PUNTUACIÓN PARA LA ADSCRIPCIÓN DE LOS PUESTOS DE TRABAJO DE LA POLICÍA LOCAL





Búsquedas en legislación:

Materia:
Tipo normativa:
Ambito:

  Marque la casilla si desea realizar una búsqueda por fechas.




imprimir Ir al principio Ir a la página anterior Volver a la lista Ir a la página siguiente Ir al final
Página actualizada el: 22/05/2013